Premios BiC

Internet es el primer canal para consultar información sobre el cáncer para el 72 por ciento de los jóvenes que pertenecen a la Generación Z, es decir, las personas nacidas entre 1994-2010. En cambio, el 90 por ciento de las personas de la Generación Baby boom (1960-1975) prefiere acudir a su médico de referencia.

Así lo desvela las conclusiones de la ‘Encuesta Merck: generaciones y su conocimiento sobre el cáncer’, un sondeo impulsado por la compañía de ciencia y tecnología Merck con el apoyo de la consultora GAD3.

Esta encuesta se lanzó con el objetivo de detectar el grado de conocimiento y la percepción de los españoles sobre el cáncer y la variación entre distintas generaciones. Las personas encuestadas pertenecen a cuatro: la generación Z, la Milennial (1981 y 1995), la generación X (1961-1979) y la Baby Boom.

“La encuesta muestra el incuestionable protagonismo de las páginas web y las redes sociales como fuente de información”, apunta la directora de la Unidad de Oncología de Merck, Montse Jansà.

Conocimiento sobre tipos de cáncer

La experta señala que, además, la encuesta revela que el desconocimiento existente en tumores “tan habituales como el de colon“, el segundo más diagnosticado de España. Esta situación provoca “la necesidad imperiosa de información de calidad y concienciación para la prevención”, añade.

Por el contrario, el tumor sobre el que mayor conocimiento existe entre las generaciones es el de mama, hasta el punto que el 60 por ciento de los encuestados asegura tener “mucho o bastante conocimiento”. En este sentido, al tumor de mama le sigue el cáncer de pulmón, donde el 51 por ciento considera estar bien informado.

El resto de tipos de cáncer es un punto y aparte. El grado de conocimiento es “bastante limitado”, según indica la encuesta.

Algo más de un tercio afirma tener “un nivel aceptable de conocimiento” sobre el cáncer de ovario, el melanoma o el tumor colorrectal.

En cuanto al de vejiga y riñón, solo son conocidos por el 21% de los españoles. El más desconocido es el de cabeza y cuello (18%), en el que se incluyen los tumores localizados en la cavidad oral, faringe, laringe, cavidad nasal y glándulas salivales.

“En Merck llevamos a cabo campañas de concienciación con el fin de aumentar el conocimiento sobre el cáncer y contribuir así a su prevención y diagnóstico temprano”

La directora de la Unidad de Oncología de Merck, Montse Jansà

Enfermedad más temida por los españoles

La encuesta señala además que el 72 por ciento de las personas encuestadas indican el cáncer como la enfermedad más temida, por delante de las enfermedades neurodegenerativas y raras.

Por los tipos de tumor, las personas de la Generación X y Baby Boom ponen el foco en el cáncer de pulmón como el más temido. Sin embargo, Milennial o la Generación Z ponen en primer lugar el cáncer de cabeza y cuello que, curiosamente, es el más desconocen.

Además de valorar los tumores, la encuesta también refleja el miedo a padecer Covid-19, con más de la mitad de los españoles (el 55 por ciento). Pero a pesar de la actualidad del coronavirus, la enfermedad más temida es el cáncer.

El tabaco y el estilo de vida en los encuestados

En otro orden de cosas, el tabaco también ha tenido su espacio en la Encuesta Merck. Independientemente de la edad, el 79 por ciento de los cuestados considera que el tabaco es una de las principales causas del cáncer y el 76 por ciento lo relaciona con factores genéticos.

Estas cifras contrastan con que “menos del 40 por ciento ha dejado de fumar o fuma menos para evitar la enfermedad”, ha señalado la directora de Merck.

En esta línea, el 65,5% de los españoles asegura cuidar su estilo de vida mucho o bastante para prevenir el cáncer. Así, el 65% vigila su alimentación, el 54% realiza más ejercicio físico y el 40% acude más a menudo a revisiones médicas.

Antecedentes familiares

Tener un familiar que ha padecido cáncer es cada día una realidad que vive más gente y, en este sentido, la encuesta señala que ésta es la situación del 65 por ciento de los entrevistados. Además, el 79 por ciento considera que padecer esta enfermedad está muy ligado al hecho de tener familiares directos que lo hayan sufrido.

Por el contrario, el 54 por ciento de los españoles con antecedentes se ha sometido a pruebas de detección. Este porcentaje se reduce, además, en las generaciones más jóvenes, donde solo el 34 por ciento se somete a revisiones médicas.

Solo 1 de cada 3 españoles (el 35%) se ha sometido a algún tipo de prueba para detectar el cáncer, cifra que aumenta hasta el 54% en el caso de las personas mayores de 50 años.

En lo que se refiere a las principales pruebas diagnósticas para, por ejemplo, el cáncer de colon, la encuesta señala que más del 90% de los entrevistados afirma haber oído hablar alguna vez de la colonoscopia. A pesar de ello, cerca del 15% de la Generación Z lo relaciona erróneamente con una prueba que se utiliza para evitar el estreñimiento.

Dos tercios de la población desconocen en qué consiste la biopsia líquida, y solo un 40% la asocia a la obtención de muestras de sangre. Las generaciones más jóvenes (Generación Z y Millennial) muestran un mayor nivel de conocimiento en este sentido.


También te puede interesar: