Premios BiC

El tratamiento con el anticuerpo monoclonal dostarlimab, desarrollado por GSK, indujo una actividad antitumoral duradera en pacientes con cáncer de endometrio avanzado o recurrente y déficits en los mecanismos de reparación de emparejamiento de ADN (dMMR) y aquellas pacientes sin déficit en dichos mecanismos. (MMRp). Así se desprende de los resultados actualizados del ensayo de fase 1 GARNET (NCT02715284) que se presentaron durante el Congreso Virtual ESMO 2020. Además, según el estudio GARNET, dostarlimab mostró una tasa de control de la enfermedad notable y un buen perfil de seguridad.

Los resultados mostraron que el anticuerpo PD-1 en investigación alcanzó una tasa de respuesta objetiva del 44,7% en pacientes con enfermedad dMMR y del 13,4% en aquellos con enfermedad MMRp. Además, en la cohorte dMMR (n = 103), se observaron 11 respuestas completas, junto con 35 respuestas parciales. Trece pacientes lograron una enfermedad estable, mientras que 39 pacientes experimentaron progresión de la enfermedad. En la cohorte de MMRp (n = 142), 3 pacientes tuvieron respuesta completa, 16 respuestas parciales, 31 lograron enfermedad estable y 77 pacientes experimentaron enfermedad progresiva.

Además, la duración media de la respuesta no se alcanzó en la cohorte dMMR ni en la cohorte MMRp. Por otro lado, las tasas de control de la enfermedad con dostarlimab en la cohorte dMMR y las cohortes MMRp fueron 57,3 por ciento y 35,2 por ciento, respectivamente.
Tal y como asegura Ana Oaknin, responsable de la Unidad de Tumores Ginecológico en el Hospital Universatario Vall d’Hebron e investigadora Clínica del programa de Cáncer Ginecológico en Vall d´Hebron Institute of Oncology (VHIO), en Barcelona, los datos del ensayo GARNET, “muestran como dostarlimab alcanza una actividad clínicamente significativa en paciente con cáncer de endometrio metastásico y/o recurrente que han progresado al tratamiento previo con platino”.

Además, señala, “si bien la actividad en términos de respuestas objetivas, beneficio clínico y duración de la respuesta es mas acentuada en las pacientes con tumores de endometrio dMMR, las pacientes con tumores pMMR también se benefician del tratamiento con dostarlimab”.
De este modo, Oaknin asegura que dostarlimab “tiene el potencial de cambiar el pronóstico de las pacientes con cáncer de endometrio, dado el porcentaje de respuestas que se puede alcanzar con su administración (hasta un 44 por ciento) y, algo muy relevante, la duración de la respuesta obtenida; que es muy prolongada en el tiempo (hasta un 89 por ciento de las respondedoras estaban aun en respuesta en el momento del análisis de los datos)”. Un beneficio que, señala, “es mayor en las pacientes dMMR/MSI-H”.

Hasta ahora, tal y como confirma la responsable de la Unidad de Tumores Ginecológicos del VHIO, en Europa no hay ninguna segunda línea de tratamiento estándar para las paciente con cáncer de endometrio que hayan progresado al platino independientemente de su estatus de MMR. Es decir, puntualiza, “estas pacientes recibirán tratamiento con una segunda línea de quimioterapia u hormonoterapia a criterio de su médico tratante”.

Pero, afortunadamente en estos momentos, explica, “tenemos estudios de Fase 3 en primera línea, que están analizando la incorporación de fármacos Anti-PD1 al régimen estándar de quimioterapia, Paclitaxel/Carboplatino”. En este sentido destaca el estudio RUBY, que analiza el papel de dostarlimab en pacientes con recién diagnostico de cáncer de endometrio avanzado.