Premios BiC

El número de nuevos casos de cáncer diagnosticados en España en 2020 alcanzará los 117.196, un 18,4 por ciento más que los registrados en 2015. Así lo estima el informe ‘Las cifras del cáncer en España 2020’, de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), que recuerda la importancia de la prevención primaria y secundaria en tumores que afectan a la mujer con motivo del Día Internacional de la mujer, que se celebra el 8 de marzo.

El informe está basado a los datos de la Red Española de Registros de Cáncer (REDECAN), GLOBOCAN 2018 y el Instituto Nacional de Estadística (INE). En base al informe, SEOM pretende alertar del aumento de mortalidad y concienciar a la población.

A pesar algunos factores que no pueden modificarse, como el aumento poblacional y el enjecimiento, que han contribuido en el incremento de casos, SEOM recuerda el papel de los factores de riesgo modificables como el consumo de tabaco, alcohol, la obesidad o el sedentarismo.

La incidencia del cáncer en mujeres, el 18,4 por ciento frente al 7.6 en hombres, se debe fundamentalmente “al aumento del consumo de tabaco entre las mujeres en la década de 1970”, segun un comunicado de SEOM.

Esta tendencia supuso un incremento secundario del número de casos de cáncer de pulmón, que se convierte en el tercer tumor con mayor incidencia en la mujer, después del de mama y el colorrectal.

Estos datos evidencian el aumento de mortalidad por cáncer en mujeres y , por segundo año consecutivo, se sitúa como segunda causa de muerte por cáncer en mujeres por detrás del cáncer de mama.

Muertes evitables

Un tercio de las muertes podrían ser evitables si se controlaran los siguientes factores de riesgo: tabaco, responsable del 33 por ciento de las muertes por cáncer, las infecciones, el alcohol, el sedentarismo y las dietas inadecuadas.

Entre todos estos riesgos, la SEOM destaca el tabaquismo ya que “el porcentaje de hombres fumadores está disminuyendo, pero el de las mujeres aumenta”.

“Ante los datos de algunos tumores, la perspectiva de género resulta relevante considerando la influencia creciente del tabaquismo en mujeres y sus consecuencias”, afirma el presidente de SEOM, Álvaro Rodríguez-Lescure.

Así mismo, la sociedad científica recalca que el tabaquismo es el principal factor asociado con el riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón. Este hábito también influye en el desarrollo del cáncer de vejiga, tumores de cabeza y cuello, cáncer de esófago o cáncer de páncreas entre otros.

El cáncer de pulmón es la primera causa de muerte por cáncer en mujeres en algunas partes del mundo.

Otros focos y recomendaciones

La alerta de SEOM  está centrada en el abandono del hábito tabáquico “cuanto antes”, así como la disminución de fumadores y el número de nuevas personas que inicien esta práctica.

En este sentido, la organización defiende la toma de medidas legislativas en este ámbito.

“Estamos convencidos de la necesidad de implementar políticas de salud pública que incorporen perspectiva de género”, defiende Rodríguez-Lescure, quien invita a reflexionar sobre las necesidades en investigación aún no cubiertas que “sin duda, formarán parte de nuestro compromiso en los próximos años”.

Dejando el tabaquismo a un lado, SEOM pone el foco en la obesidad, la segunda causa prevenible de desarrollo de cáncer.

Hasta en el 7 por ciento de las mujeres, el tumor que padecen se relaciona con la obesidad y hasta un 23 por ciento de los casos de cáncer de mama la obesidad actúa como un factor de riesgo.

La sociedad científica aconseja realizar lactancia materna, siempre que se pueda y al menos durante seis meses, limitar el uso de terapia hormonal sustitutiva y consultar al médico ante cualquier duda, en apoyo a las recomendaciones del Código Europeo Contra el Cáncer.


Noticias relacionadas: