Ya son cuatro décadas las que han pasado desde que se identificó al primer paciente con SIDA en la historia de la medicina. Cuarenta años luchando tanto por visibilizar esta enfermedad como por buscar un tratamiento eficaz que la haga desaparecer.

Tal y como recuerda el reportaje elaborado por GACETA MÉDICA, fue el 5 de junio de 1981 cuando el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) alertaba en su boletín semanal de cinco casos de una ‘relativamente’ rara neumonía (Pneumocystis carinii) en hombres sanos, y homosexualmente activos, que habían sido tratados en Los Ángeles.

Cuatro meses más tarde, en España, concretamente en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, saltaron todas las alarmas en relación con esta enfermedad. Se dio cuando un joven de 35 años acudió al hospital con una historia muy corta de dolor de cabeza persistente, lesiones de color púrpura en la piel y adenopatías. Tras ser diagnosticado de sarcoma de Kaposi (SK) y de una infección intracerebral, falleció.

El pasado 15 de noviembre, junto con el aniversario de la propia fundación y la centuria que cumplía el descubrimiento de la insulina, se conmemoró el 40 aniversario del VIH durante la XL Lección Memorial Fernández-Cruz.

El camino recorrido

Paul E Sax durante su intervención online en el XL Lección Memorial Fundación Fernández-Cruz

Para rendir homenaje a esta patología que ya ha acabado con la vida de más de 34 millones de personas, el Memorial dedicó sus últimas horas a seis expertos de gran renombre, quienes hablaron tanto de la trayectoria de la enfermedad como de los tratamientos que existen en la actualidad.

El primer ponente de esta tercera mesa fue el profesor Paul E Sax, del Hospital Brigham&Women’s de Boston y profesor de la Universidad de Harvard, quien hizo una revisión de los años de evolución, desde los primeros casos diagnosticados de infección VIH hasta la actualidad.

Sax recordó su experiencia personal, cuando se trataba de una enfermedad incurable con un pronóstico inevitablemente mortal de dos años y recibió a su primer paciente con esta infección.

“En 1984, cuando era estudiante de medicina, ingresó un profesor de arte llamado Robert, de 34 años, con dolor abdominal y diarrea. Al principio no nos dejaba hacerle las pruebas del VIH, pero finalmente accedió para entrar en fases experimentales. Aunque mejoró, dos meses después falleció por complicaciones de la enfermedad”.

El profesor también presentó el progreso en la investigación en fármacos antirretrovirales, desde los primeros ensayos clínicos con AZT, que “ofrecieron resultados inicialmente esperanzadores”, hasta los resultados de los ensayos con inhibidores de proteasa, en combinaciones de terapias llamadas de alta actividad. 

“Estos ensayos, publicados en el Congreso de Vancouver en 1996, confirmaron la eficacia de los tratamientos actuales”, prosiguió Sax.

Por otra parte, la intervención de Oskar Ayerdi del Centro Sandoval/Hospital Clínico San Carlos, trató sobre la experiencia de un año del uso de profilaxis preexposición (PreP) en su centro, pionero en Madrid. Ayerdi expuso que con más de 2.000 personas en PrEP, tuvo un “gran beneficio preventivo en la reducción de la infección por VIH”. Del mismo modo, también habló sobre el riesgo asociado de incremento de las infecciones de transmisión sexual (ITS) y la necesidad de ofrecer una estrategia completa de prevención no sólo del VIH, sino también de las ITS.

Al experto se le sumó Kathleen Squires, del laboratorio MSD desde New Jersey, quien ofreció de forma telemática información sobre el papel del fármaco islatravir como alternativa para la prevención y tratamiento de la infección VIH.

“Este fármaco posee como hechos distintivos una mecanismo de acción novedoso (inhibidor de la traslocación) y una farmacocinética muy favorable. Esto permite su administración, tanto por vía oral como parenteral, y con una dosificación una vez a la semana o como tratamiento una vez al mes como estrategia de PrEP”, detalló Squires. 

VIH: ¿A las puertas de su curación?

Devi Sengupta muestra las conclusiones del estudio Gilead de forma online durante el evento.

La última mesa de la jornada estuvo dedicada a las estrategias de curación. En ella, el profesor Eduardo Fernández-Cruz, director del departamento de Inmunología del hospital Gregorio Marañón, presentó las posibilidades de los inhibidores de los “inmune checkpoint” en la curación.

Por último, intervino Devi Sengupta, jefa de la línea de investigación en curación del VIH del laboratorio Gilead en Foster City, California. Su conferencia expuso a los presentes las posibilidades de curación en las que se está trabajando actualmente en su laboratorio. Posibilidades, dijo, que hacen que “la cura funcional de esta enfermedad sea una realidad en el medio plazo”.


También te puede interesar…