Premios BiC 2020

Las vacunas en desarrollo contra el coronavirus es un tema de actualidad diario. En el caso de que la vacuna estuviera disponible en España, y fuera indicada por las autoridades sanitarias, el 70 por ciento de las personas encuestadas en el estudio COSMO-Spain se vacunaría.

Así lo revelan los resultados publicados esta semana por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII). El seguimiento busca contar con información sobre los conocimientos y la percepción de riesgo de la población ante la pandemia de COVID-19. El estudió ya presentó el mes pasado sus primeros resultados preliminares y ahora se están llevando a cabo de otros 31 países.

Con esta iniciativa se espera completar los resultados a lo largo del año en nuevas rondas. De esta forma se “ayudaría a hacer frente a la epidemia aportando información relevante y actualizada”, indica el Ministerio de Sanidad en un comunicado.

Los datos recogidos en el estudio reflejan la encuesta realizada entre el 27 de julio y el 3 de agosto, con la participación de 1.033 personas residentes de España. Todos los participantes fueron mayores de 18 años y con una participación casi idéntica por sexos (50,1% hombres y 49,9% mujeres).

App de rastreo

Para poder controlar posibles rebrotes, algunas comunidades ya han puesto en marcha la app oficial RadarCOVID que está siendo implantada en modo de pruebas. En este sentido, el 59 por ciento de los encuestados señalan que descargarían una aplicación gratuita de rastreo para el teléfono móvil que le advirtiera si puede haber sido afectado por COVID-19.

Valorando que la encuesta fue realizada hace más de un mes, al preguntar a los participantes por posibles rebrotes, las medidas con más aceptación para controlar los contagios son prohibir los eventos en masa y confinar núcleos urbanos o las provincias más afectadas.

Por el contrario, las que generaron más desacuerdo fueron cerrar la actividad empresarial no esencial, volver a horarios de salida y reinstaurar un Estado de Alarma.

Preocupación por el virus

La incertidumbre respecto a la situación y al propio virus sigue latente entre la sociedad. El 64 por ciento de los encuestados indica que el coronavirus le preocupa “mucho o muchísimo”, mientras que en anteriores resultados fue un 62 por ciento. En esta horquilla de respuestas, el 11 por ciento señala que el virus les preocupa “poco o nada”.

Las principales inquietudes de los encuestados con respecto a la COVID-19 son: perder a un ser querido, las personas que no utilizan mascarilla, la posible saturación de servicios sanitarios y un nuevo confinamiento.

Un 44 por ciento de los encuestados considera que lo peor de la pandemia “está por venir”, un 23 por ciento indica que se está viviendo lo peor y un 21 por ciento cree que es “difícil o muy difícil” evitar la infección.

Conocimientos y educación en salud

A pesar de llevar meses con su uso, la mascarilla continua generando debate. El 94 por ciento considera que sirve para evitar contagiar a los demas, mientras que el 70 por ciento señala su utilidad para protegerse de ser infectado. Por otra parte, el Ministerio señala que “aún hay lagunas de conocimiento” respecto a este tema.

“Un 10 por ciento cree que hay que quitarse la mascarilla para toser o estornudar”

Comunicado Ministerio de Sanidad

Además, los síntomas del coronavirus aún generan dificultad a la hora de encontrar, comprender y evaluar información al respecto. El 75 por ciento de los encuestados refiere que es “fácil o muy fácil” encontrar información sobre los síntomas y las restricciones y recomendaciones de las autoridades.

Por otro lado, se percibe un aumento de dificultad cuando los encuestados valoran si ir al médico por un problema sin relación con la COVID-19. Esta sensación también ocurre cuando tratan de saber si la información de los medios es fiable.

Confianza ciudadana

Telediarios, prensa (en papel y digital) y ruedas de prensa oficiales son las fuentes de información más consultadas por la población. Asimismo, la información proporcionada por los profesionales sanitarios, la OMS y el Ministerio de Sanidad son las que “más confianza generan”, indica el comunicado. Las redes sociales son bastante consultadas pero se confía poco en ellas y los debates de televisión y radio es la segunda fuente que menos confianza genera.

Por otro lado, la confianza depositada en las distintas instituciones o colectivos revela que los encuestados prefieren en primer lugar a los científicos, seguidos por los hospitales, centros de salud, Ministerio de Sanidad y comunidades autónomas.

En este sentido, las decisiones tomadas hasta la fecha en relación a la COVID-19 han sido adecuadas para los participantes (con una puntuación de 3,9 sobre 5) e improvisadas (con un 3,8).

El uso obligatorio de la mascarilla, la apertura de comercios y la libertad de movimientos son las decisiones que generan mayor acuerdo entre los participantes. Asimismo, los encuestados prefieren que sean las comunidades autónomas las que determinen las normativas. Por otro lado, las que mayor desacuerdo general son la apertura de gimnasios, la libertad de movimiento entre países y la realización de eventos y espectáculos en masa, así como apertura de bares y restaurantes.

La investigación, está liderada por la investigadora M. João Forjaz, en colaboración con Carmen Rodríguez Blázquez (ambas del CNE) y María Romay-Barja (Centro Nacional de Medicina Tropical). Además, participan María Falcón, de la Universidad de Murcia, un equipo de la universidad de Cádiz, el Ministerio de Sanidad y la propia OMS.


También te puede interesar…