La terapia CAR-T brexucabtagén autoleucel (Tecartus) obtiene una respuesta significativa y sostenida en pacientes con cánceres hematológicos difíciles de tratar y con pocas opciones terapéuticas, como es el caso del linfoma de células del manto (LCM) y la leucemia linfoblástica aguda de células B (LLA-B).

Así lo ha anunciado Kite, la compañía de terapia celular de Gilead Sciences, tras presentar los resultados del seguimiento a más largo plazo de dos estudios pivotales de su terapia CAR-T en el marco de la Reunión Anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) 2022. De forma concreta, Kite ha presentado datos del seguimiento a tres años del estudio pivotal ZUMA-2, un estudio global multicéntrico de fase 2 que evalúa la eficacia de la terapia celular en pacientes con linfoma de células del manto (LCM) en recaída o refractario, y el seguimiento a dos años de ZUMA-3, un estudio global, multicéntrico, de un solo brazo, abierto y de fase 1/2 que evalúa esta CAR-T en pacientes adultos (≥18 años) con leucemia linfoblástica aguda de células B (LLA-B) en recaída o refractaria (Abtracts #7518 y #7010).

Resultados de ZUMA-2 

Los datos de seguimiento a tres años de ZUMA-2 en pacientes con linfoma de células del manto recidivante o refractario también se publicaron simultáneamente en la revista médica Journal of Clinical Oncology de ASCO.

Tras casi tres años de seguimiento (mediana de 35,6 meses) en el ensayo ZUMA-2 la tasa de respuesta global (ORR) fue del 91 por ciento, con un 68 por ciento de pacientes tratados que alcanzaron una respuesta completa (RC; IC del 95%, 55,2-78,5). La mediana de la duración de la respuesta (DOR) fue de 28,2 meses, con un 37 por ciento de los pacientes tratados con respuesta sostenida al cierre de los datos. La mediana de la supervivencia global (SG) entre los pacientes tratados fue de 46,6 meses. Entre los pacientes que lograron una respuesta completa, la mediana de la supervivencia global aún no se ha alcanzado (la tasa de SG a 30 meses fue del 60,3 por ciento). La recaída tardía, clasificada como de más de 24 meses después de la infusión, fue poco frecuente (n=3).

El linfoma de células del manto (LCM) es una forma rara y agresiva de linfoma no Hodgkin. Surge de células originadas en la “zona del manto” del ganglio linfático y afecta predominantemente a hombres de más de 60 años. Suele detectarse en fases avanzadas y desarrolla mayores probabilidades de recaer o progresar tras múltiples líneas de tratamiento por lo que, los pacientes con LCM siguen necesitando terapias que proporcionen una respuesta a largo plazo.

Los datos a tres años de ZUMA-2 representan el seguimiento más largo de una CAR-T en pacientes con LCM hasta la fecha y demuestran que pueden producir respuestas duraderas a largo plazo. 

Resultados de ZUMA 3

Por otro lado, en el ensayo ZUMA-3 se ha informado de un seguimiento más prolongado del análisis pivotal y de los resultados de un nuevo análisis conjunto de fase 1 y 2 más amplio, mediante una revisión independiente, que en la que los pacientes adultos con leucemia linfoblástica aguda de células B recidivante o refractaria que recibieron la dosis pivotal de este tratamiento.

La mayoría de los pacientes del análisis estaban muy pretratados con 47 por ciento de pacientes que había recibido tres o más terapias previas. En una mediana de seguimiento de 29,7 meses para el conjunto de pacientes de Fases 1 y 2, el 73,1 por ciento de los pacientes tratados alcanzaron una respuesta completa (RC) o una respuesta completa con recuperación hematológica incompleta (RCi). La mediana de la supervivencia global fue de 25,4 meses tanto para los pacientes tratados en la fase 2 como para el conjunto de pacientes tratados en fases 1 y 2. Al cierre de los datos, la mediana de la supervivencia global aún no se había alcanzado en los pacientes de fase 2 que lograron una respuesta completa. Se observaron resultados similares entre los pacientes tratados en fase 2 (n=55) y el análisis conjunto de los pacientes de fases 1 y 2 (n=78).

En ninguno de los dos estudios se ha observado ninguna advertencia de seguridad nueva en este período de seguimiento ampliado.

Este medicamento, aprobado por la Comisión Europea para el tratamiento del linfoma de células del manto, no ha sido aprobado aún por ninguna agencia reguladora fuera de Estados Unidos para el tratamiento de la leucemia linfoblástica aguda de células B en adultos. 

Resultados de axicabtagén ciloleucel

Durante ASCO 2022, Kite también ha anunciado los resultados de axicabtagén ciloleucel en dos análisis de subgrupos del ensayo ZUMA-7 como tratamiento para pacientes de 65 años o más con linfoma B de células grandes (LBCG) en recaída o refractario. Estos resultados incluyen, además, un análisis de los resultados clínicos y notificados por los pacientes (PRO), en pacientes de 65 años o más, así como un análisis que estudia la asociación de las características tumorales previas al tratamiento (carga tumoral y niveles de LDH) con los resultados clínicos.

En el subanálisis ZUMA-7 de pacientes de 65 años o más, el criterio de valoración primario, de la supervivencia libre de eventos (Event Free Survival) (SLE/EFS), demostró que esta terapia (n=51) fue superior al estándar de tratamiento / SOC (quimio inmunoterapia de rescate seguida de quimioterapia a dosis altas + trasplante de células madre en los pacientes que responden; n=58; [HR], 0. 276) con una mediana de SLE superior en más de ocho veces (21,5 meses frente a 2,5 meses, respectivamente) y una tasa de SLE estimada a 24 meses superior en más de tres veces (47,8% frente a 15,1%, respectivamente).

En el subanálisis ZUMA-7 demostró que esta terapia fue superior al estándar de tratamiento / SOC con una mediana de SLE superior en más de ocho veces.

Las tasas de respuesta completa (RC) en el grupo de esta terapia fueron más del doble que las del grupo SOC (75% frente al 33%). La supervivencia global (SG), evaluada como un análisis interino previamente planificado, fue prolongada en el brazo de tratamiento con esta terapia en comparación con el brazo del SOC (HR, 0,517). De los pacientes del brazo SOC el 57 por ciento recibió inmunoterapia celular posterior (fuera del protocolo).

Además, también mostró una mejora significativa de la calidad de vida en comparación con el tratamiento estándar, con una recuperación más rápida de la calidad de vida anterior al tratamiento entre los pacientes de 65 años o más. El perfil de seguridad de la terapia fue consistente con los estudios anteriores y los datos de vida real en pacientes de todas las edades.


También te puede interesar…