Desde el 1 de julio Tecentriq (atezolizumab, de Roche) está disponible en España para pacientes con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) como tratamiento adyuvante tras la cirugía completa y la quimioterapia a base de platino en adultos cuyos tumores expresan PD-L1 mayor o igual al 50 por ciento y sin mutación del gen EGFR o ALK-positivo. De esta manera, se convierte en la primera inmunoterapia disponible en el Sistema Nacional de Salud para esta enfermedad en fases iniciales. El CPNM supone un 85 por ciento de los casos diagnosticados de cáncer de pulmón y aproximadamente más de la mitad de estos pacientes en fase temprana sufre recaídas tras la cirugía.

Beatriz Pérez Sanz, directora médica de Roche España, ha explicado durante la rueda de prensa en la que se ha comunicado la disponibilidad del fármaco que “este tratamiento supone un cambio de paradigma muy importante al ser la primera inmunoterapia en CPNM en estadios iniciales”. En este sentido ha resaltado la importancia “del diagnóstico precoz para que las probabilidades de curación sean mayores”.  Asimismo, Pérez Sanz ha recordado que Tecentriq está autorizado también para otras indicaciones.

“La aprobación y financiación se respalda en los datos del estudio IMpower010, un estudio en Fase III, randomizado en el que se ha observado una reducción del 57 por ciento en el riesgo de recaída”, ha precisado Pérez Sanz. Asimismo, ha puesto en valor la labor española en este estudio, detallando que “han participado 21 centros españoles, siendo más de 100 pacientes reclutados”.

Nueva oportunidad de abordaje

En palabras de Mariano Provencio, jefe de Servicio de Oncología del Hospital Puerta de Hierro de Madrid y presidente del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), “en cáncer de pulmón, los estadios iniciales son muy diferentes a los de otros tumores, en estadios II y III llegan a fallecer entre el 40 y el 60 por ciento de pacientes” “Tecentriq es un tratamiento adyuvante y preventivo para evitar recaídas”, ha añadido.

Asimismo, ha explicado que “anteriormente se usaba quimioterapia que aumentaba la supervivencia, pero no era suficiente; por ello, esta terapia supone una nueva forma de abordar estos pacientes, ya que llevábamos mucho tiempo esperando la financiación y es un nuevo hito para la oncología en general y la oncología española en particular”.

Durante el encuentro también ha intervenido Dolores Isla, jefa del Servicio de Oncología Médica del Hospital Lozano Blesa de Zaragoza y presidenta de la Asociación para la Investigación del Cáncer de Pulmón en Mujeres (Icapem). “Esta opción ha aportado un cambio en el estándar de tratamiento en un grupo de pacientes que expresan un marcador biológico concreto de eficacia en un nivel alto; por ello, se seleccionan aquellos pacientes en los que se ha observado que el beneficio del fármaco es muy significativo”.

Isla ha desarrollado que “en esta población seleccionada se está haciendo una oncología de precisión en estadios iniciales”. Esto, se traduce, como ha señalado la especialista “en un beneficio en dos direcciones: una mayor supervivencia libre de enfermedad y un aumento de la supervivencia global, lo cual se relaciona con más curaciones y supone un gran avance en términos de pronóstico”.

Por otra parte, Isla ha subrayado que, al medir este tratamiento en las escalas de beneficio clínico, “este tratamiento ha reflejado el nivel de evidencia científica más alto en tratamientos con intención curativa”.


También te puede interesar…