Premios BiC

El 22 de enero de 2019, las autoridades Chinas declararon en cuarentena la ciudad de Wuhan, epicentro del brote del nuevo coronavirus 2019-nCoV. Sin embargo, el virus se extendió rápidamente a otras ciudades de China, países del Sureste Asiático, Europa y América.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Texas, Hong Kong y Francia han estudiado las probabilidades y las formas en las que el patógeno se propagó fuera de las zonas de cuarentena antes del cierre de las ciudades afectadas.

Según los datos de los servicios de viajes y el tipo de enfermedad analizados por el Centro de Computación Avanzada de Texas, 128 ciudades en China tenían un 50% de probabilidad de recibir a personas expuesta al virus antes de que comenzará la cuarentena de Wuhan. El equipo también estimó que había 11.213 casos de coronavirus en Wuhan para el momento de la cuarentena el 22 de enero, una tasa 10 veces mayor que los casos reportados.

Había 11.213 casos de coronavirus en Wuhan en el momento de la cuarentena, una tasa 10 veces mayor que los casos reportados

“Esta evaluación de riesgos identificó varias ciudades en toda China que probablemente albergarán casos aún no detectados. Por tanto, esto sugiere que a principios de 2020 los viajes terrestres y ferroviarios sembraron casos mucho más allá de la cuarentena de la región de Wuhan“, explican los autores.

Portadores del virus

Un voluntario toma la temperatura de un pasajero en China. Willie Siau/SOPA Images via ZUMA / DPA

El documento muestra que hay un 99% de posibilidades de que al menos un paciente portador del virus haya viajado a las ciudades de Beijing, Guangzhou, Shenzhen y Shangai antes de 23 de enero. La cuarentena, desde entonces, se ha expandido para incluir ciudades con poblaciones que suman 60 millones de personas. Beijing informó de su primera muerte por el virus el 27 de enero.

Promedio de contagios

Los investigadores estiman que los casos se duplicaron aproximadamente cada semana, y en promedio, cada persona infectada transmitió la enfermedad a aproximadamente otras dos personas. “La cuarentena probablemente evitará la transmisión futura fuera de Wuhan. Sin embargo, la introducción del nuevo coronavirus ya había ocurrido en toda China y el mundo cuando comenzó la cuarentena”, explica una de las investigadoras.

Cada persona infectada transmitió la enfermedad a otras dos

La investigación ha sido llevada a cabo por investigadores de enfermedades infecciosas de la Universidad de Texas en Austin y otras instituciones en Hong Kong, China continental y Francia.