Andalucía investiga cómo disminuir las enfermedades raras no diagnosticadas

El Área de Bioinformática Clínica desarrolla aplicaciones para identificar cambios funcionales que puedan ser causantes de la patología