Investigación/ La expresión elevada de la proteína se asocia a menor supervivencia

br

c. o. Barcelona | viernes, 13 de septiembre de 2013 h |

La proteína ZEB1 juega un papel clave en la progresión tumoral de carcinomas como el de mama, colorrectal, próstata, o pulmón, según demostró hace unos meses el Grupo de Regulación de la Expresión Génica del Idibaps-Icrea-Hospital Clínic (ver GM nº 453).

Ahora, un nuevo paso en la investigación ha determinado que no solo participa en la patogénesis de los carcinomas sino también en las de algunos linfomas, concretamente en los llamados linfomas de células del manto. Publicado en Cell Death & Differentiation, el trabajo tiene como primera firmante a Esther Sánchez-Tilló y demuestra que ZEB1 se expresa en aproximadamente la mitad de este tipo de linfomas, ejerciendo de biomarcador pronóstico, puesto que aquellos con una alta expresión de esta proteína están asociados a una supervivencia inferior a aquellos que no expresan o tienen niveles bajos. Por tanto, la eliminación de ZEB1 en células del linfoma del manto hace que cuando éstas se inyectan en ratones el volumen del tumor crezca solo un tercio respecto a las que sí expresan ZEB1.

Además, cuando esta proteína se elimina mediante técnicas de interferencia, las células linfomatosas son más sensibles a diversos fármacos quimioterapéuticos, como doxorubicina, citarabina o gemcitabina. Y el equipo también ha comprobado que el antibiótico salinomicina, mediante el bloqueo de la vía Wnt, inhibe la expresión de ZEB1 y aumenta la respuesta de las células a la quimioterapia.

En el trabajo también han participado el Hospital Marqués de Valdecilla de Santander y la Universidad Semmelweis de Budapest.