Gaceta Médica Barcelona | viernes, 06 de noviembre de 2015 h |

Pacientes afectados de temblor esencial y que habían perdido su capacidad para desarrollar tareas cotidianas como escribir, caminar, comer e incluso hablar han sido tratados con éxito con una técnica basada en ultrasonidos y que evita recurrir a la cirugía abierta de cráneo, cuando el tratamiento farmacológico no ha sido efectivo. Se trata de una técnica de ultrasonidos denominada HIFU (high intensity focused ultrasound), que permite destruir células por elevación de la temperatura mediante la aplicación de un haz de ultrasonido de alta frecuencia y alta energía. “En España existen 400.000 personas afectadas por temblor esencial, un trastorno del movimiento que afecta a manos, cabeza, voz y piernas y que hace que las personas que lo padecen pierdan la habilidad de realizar tareas tan simples como conducir y trabajar”, asegura José Obeso, director de HM CINAC.

Además de tratar el temblor esencial, los profesionales de este centro han empleado esta técnica con éxito en algunos pacientes para los temblores propios de la enfermedad de Parkinson. Asimismo, se espera que en un futuro cercano pueda aplicarse a otras patologías como la neuralgia del trigémino e incluso enfermedades psiquiátricas.