TECNOLOGÍA/ Está disponible para hospitales y laboratorios desde la semana pasada

br

Se basa en microarrays de ADN y procesa 96 muestras simultáneas en 8 horas
| 2009-09-20T18:05:00+02:00 h |

IRENE FERNÁNDEZ

Madrid

Frenar la alarma social y evitar los colapsos en urgencias. Ése es el objetivo de la nueva prueba diagnóstica del virus de la gripe A, desarrollada por la compañía española Genomica, que permite obtener un diagnóstico preciso al determinar la infección del paciente por la nueva gripe A/H1N1 de origen porcino y diferenciarla de la gripe A estacional H1N1 y H3N2 de origen humano. Es decir, permite determinar si el paciente sufre gripe A y exactamente qué subtipo. Una prueba que podría sustituir a la convencional (análisis de sangre), cuyos resultados tardan cuatro horas y a los que no acceden todos los pacientes, pues los síntomas de fiebre superior a 38ºC, tos y dolor general han bastado para proyectar un diagnóstico de gripe A.

Sin embargo, este kit, denominado Clart FluAVir, se basa en microarrays de ADN y puede detectar hasta 10 copias del virus de la nueva gripe A y 100 de las gripes A estacionales. Y “diagnosticar de forma clara y precisa puede frenar la alarma social y evitar los casos de aislamiento innecesarios”, aseveró Rosario Cospedal, directora general de Genomica. “Ahora sabremos si los pacientes tienen gripe A, estacional o las dos en una sola prueba”, continuó.

Gracias a la plataforma de Clart, basada en arrays de baja densidad, esta herramienta permite el procesamiento de hasta 96 muestras de pacientes de forma simultánea en sólo ocho horas. “Con estos resultados, los tratamientos variarán y serán más concretos”, afirmó Cospedal.

Para enriquecer los resultados de esta prueba, Genomica también ha creado un kit denominado Clart PneumoVir, que complementa al anterior. De esta forma, con una sola prueba se podrá detectar en total hasta 18 tipos de virus diferentes que causan infecciones respiratorias, tales como el virus respiratorio sincitial (RSV), adenovirus (ADV) y parainfluenza (PINF), entre otros. Porque, como señaló Cospedal, “la presencia de coinfecciones en el paciente puede agravar el cuadro de la enfermedad y precisar la aplicación de distintos tratamientos”. También, dado que uno de los riesgos más evidentes es la mutación del virus, “el diseño de las sondas permite la detección de futuras mutaciones en caso de que las hubiera”, asegura.

Más de 440 muestras

Desde que brotó el primer caso del nuevo virus de la gripe A hace cinco meses, Genomica ha trabajado en esta herramienta. Hasta hoy, se ha probado en centros de Dinamarca (laboratorio de referencia de la OMS para la gripe), Francia, México, Portugal y España (Hospital La Paz de Madrid, Trias i Pujol de Badalona o La Fe de Valencia, entre otros). Se han analizado 446 muestras, de las cuales 188 resultaron positivas de nueva gripe A; 60 de gripe estacional H3N2; 12 de gripe estacional H1N1; y 137 de otros virus respiratorios.

Los dos kits están disponibles, desde la semana pasada, en hospitales y laboratorios. Eso sí, el centro que quiera hacerse con uno deberá desembolsar entre 25 y 30 euros por cada test de un paciente, según informaron responsables de Genomica. “Ahora, las instituciones deberán valorar si lo que se quiere es diagnosticar a la población y tener diagnósticos correctos o no hacerlo”, advirtió Cospedal.

Con el sistema novedoso para diagnóstico in vitro, Clart FluAvir, se recoge una muestra por lavado y exudado nasofaríngeo, y exudado faríngeo. Después, se procede a la purificación y amplificación (incluye un control interno para detectar falsos negativos por amplificación incorrecta de la PCR). Por último, se leen e interpretan de forma automática los resultados, que se almacenan en la memoria interna del dispositivo.