Investigación/ La ganadora de la beca Fero ha logrado resultados en ratones

br

Es una oncoproteína con regulación aberrante en todos los tipos de tumores
| 2011-09-02T15:49:00+02:00 h |

C. Ossorio

Barcelona

La proteína Myc está implicada en casi todos los tipos de cáncer humano. Sin embargo, no existen métodos efectivos para inhibirla en pacientes.

Lograrlo es el objetivo que persigue la investigadora Laura Soucek, jefa de modelización de terapias antitumorales del Instituto de Oncología Vall d’Hebrón (VHIO), ganadora de la beca Fero que esponsoriza la Fundación Josep Botet con 70.000 euros.

Como explica Soucek, Myc es un factor de transcripción que funciona en el núcleo de la célula y controla numerosas funciones, como la división, el crecimiento, la diferenciación en tejidos especializados o la muerte celular. Ahora bien, se expresa de forma desregulada en los tumores cancerígenos y su inhibición generaba desconfianza debido a “los efectos catastróficos que podrían causar en los tejidos normales”.

De momento, durante su experiencia como estudiante en el Departamento de Genética y Biología Molecular de la Universidad de Roma “La Sapienza”, y como investigadora en el Cancer Research Institute de la Universidad de California en San Francisco, Soucek ha demostrado que se trata de una potente estrategia antitumoral que supone efectos adversos “leves y completamente reversibles”.

“Mientras los componentes de las drogas antitumorales convencionales suelen ser reemplazados por otros, y así tienen una gran capacidad de adaptación, Myc parece un componente central que no puede ser reemplazado y es utilizado por la mayoría de los tipos de cáncer, quizá por todos”, aclara Soucek. Así, no parece importar la mutación del cáncer —ya que todas utilizan a Myc, y si se inhibe este oncogén se cortan las señales que provienen de las mutaciones— ni el tejido donde surge.

Hasta ahora, ha publicado buenos resultados en modelos animales en cáncer de pulmón y en páncreas, pero también han logrado resultados preliminares en tumores de cerebro y mama que “muestran que la inhibición de Myc funciona con todos”. Su equipo ha comprobado que en los ratones tratados con terapia génica los tumores desaparecen totalmente sin que aparezca recidiva durante más de un año de seguimiento. Además, no han observado ninguna resistencia, algo que no se había dado con ninguna otra terapia.

Atacar al núcleo

Aunque es muy difícil atacar en el núcleo celular, Soucek confía en las terapias experimentales que los están haciendo posible, y su equipo trabaja para identificar otros componentes celulares necesarios para la inhibición de Myc, y optimizar el diseño de esa droga.

El VHIO inicia ahora un ensayo en el que se probarán por primera vez nuevos fármacos en modelos animales.

La Fundación Fero se creó en 2001 para fomentar la formación e investigación entre jóvenes oncólogos, por iniciativa de José Baselga, director científico del VHIO y de la División de Oncología y Hematología del Massachussets General Hospital (Estados Unidos).