Premios BiC
rocío chiva Madrid | viernes, 24 de octubre de 2014 h |

Subjetividad, variabilidad o heterogeneidad son conceptos que no deberían aparecer cuando uno habla de seguimiento de un paciente oncológico pero que, desgraciadamente, sí están presentes. Y no es solo que, como destaca Javier García Prado, especialista el Servicio de Diagnóstico por Imagen del MD Anderson Cancer Center de Madrid, haya “múltiples formas de llamar a la misma patología”, sino que además se mantiene un sistema de trabajo caracterizado por la elaboración de informes de texto libre “sistematizados pero muy variables” que data de 1896.

Es precisamente de esta necesidad de estandarizar de donde surge el prototipo de ‘Vision Reporting Tool’, una herramienta que trabaja sobre una base de datos de imágenes de pruebas médicas procedentes de los servicios de radiología, medicina nuclear o anatomía patológica. Estas imágenes, subidas previamente a un servidor y etiquetadas por los propios profesionales “según la patología y la localización anatómica, conforme a una nomenclatura previamente establecida”, destaca García, quedan registradas cronológicamente y se van actualizando a medida que se van subiendo nuevas imágenes. “Sería como el facebook de la medicina, ya que cargas la imagen y la etiquetas”, explica García.

El sistema, con acceso remoto desde cualquier dispositivo, posee también un sistema de alerta que se pondría en marcha en caso de detectar la progresión de un paciente. La utilización de esta herramienta no excluye además el uso de otros sistemas de lenguajes normalizados como el BI-RADS en cáncer de mama sino que “los complementa”, destaca García. Además, este especialista añade también el esfuerzo puesto en crear “una taxonomía de aplicabilidad clínica, sin entrar en un nivel de detalle a veces poco académico”, para facilitar su uso por parte de los profesionales.

En cuanto a su utilidad, García destaca tanto el seguimiento clínico individualizado de cada paciente, ya que la herramienta “permite observar toda la patología de un vistazo”, como la posibilidad de realizar estudios poblacionales.

Eso sí, “de momento esto es solo un prototipo, una herramienta pendiente de validar”, recuerda García. De hecho, se prevé que comiencen en España los ensayos con esta herramienta a finales de este año, tras obtener resultados satisfactorios en Houston. De validarse la herramienta, la idea es generalizar su uso en toda la actividad asistencial.