Ganador/ Consellería de Sanidade de Galicia

br

Redacción Madrid | viernes, 25 de octubre de 2013 h |

Galicia cuenta en la actualidad con 14 hospitales públicos. La dispersión y el envejecimiento poblacional marcan la gestión sanitaria de esta comunidad que, en el contexto económico actual ha realizado un gran esfuerzo por seguir manteniendo la calidad asistencial apostando por implantar nuevas herramientas. Prueba de ello es el Plan de Prioridades Sanitarias y la Estrategia Sergas, que se extenderán hasta 2016. Unos planes que pretenden no sólo contribuir a modernizar la sanidad y diseñar un nuevo modelo sanitario público, sino que también aumentarán la competitividad del sector productivo gallego.

Así, el primero aborda aspectos relacionados con las expectativas de los usuarios respecto de la atención que reciben —como los tiempos de espera y la información de la que disponen—.

La consellería que dirige Rocío Mosquera ha apostado por la transformación y modernización a través de fórmulas como la gestión integrada, la gestión por procesos y la gestión clínica, que organizan la prestación de servicios alrededor de las necesidades del paciente. En Galicia hay consolidadas siete estructuras de gestión integrada que comprenden la totalidad de los servicios sanitarios del Sergas y sitúan al ciudadano en el centro de la actividad, favoreciendo la continuidad asistencial y superando la visión fragmentada del proceso de atención. Esto unido a otras medidas de eficiencia ha supuesto un gran avance en la contención del gasto.

Asimismo, las listas de espera se han convertido en una prioridad y por ello se está estableciendo una metodologia para gestionarlas, consensuando con los profesionales y las sociedades científicas la priorización y los protocolos de actuación. Además, la comunidad se apoya en las TIC, como demuestra el hecho de que en estos momentos prácticamente toda la actividad asistencial esté recogida en la historia clínica electrónica.

Ha sido también precursora en el cambio de modelo de agudos a pacientes crónicos. Trabajan en ello desde hace 5 años, adaptando la estructura hospitalaria a este cambio de paradigma.