Premios Fundamed
Almudena Fernández Madrid | viernes, 20 de noviembre de 2015 h |

Andalucía ha formado parte del proyecto europeo de telemedicina ‘Palante’ en el que participaron nueve regiones de la Unión Europea (UE) y cuyos resultados fueron presentados en el Foro Europeo de la Salud de Gastein.

El objetivo de esta iniciativa es fomentar que los pacientes asuman cada vez más el control del cuidado de su propia salud en colaboración con los profesionales sanitarios y con ayuda de las nuevas tecnologías.

Julián Correa de la Calle, médico de familia del Centro de Salud La Laguna (Cádiz), uno de los impulsores de este proyecto, explicó a GM que, concretamente en Andalucía, el proyecto está dedicado a pacientes con diabetes. Estas personas disponen de un programa informático en el que registran sus datos de glucemia, tensión arterial, peso, actividad física y dieta. Los pacientes con diabetes tipo 1 o tipo 2 están incluidos en un proyecto de telemedicina integrado en el sistema andaluz de registro de las historias clínicas y, a través del mismo programa por el que piden cita para su centro de salud, se identifican e incluyen toda esta información. Además, dentro de esa misma herramienta, el paciente ve su tratamiento, material educativo sobre su patología y puede plantearle dudas online a los profesionales sanitarios o solicitarle información sobre sus controles, etc., porque la persona diabética está conectada con médicos y enfermeras.

Correa explica que se han registrado en este proyecto en Andalucía alrededor de 7.000 pacientes, pero son aproximadamente 3.000 los que realmente han estado interrelacionándose de forma activa y han colaborado alrededor de unos 2.000 profesionales sanitarios entre médicos y enfermeros.

Asimismo, reconoció que la labor de enfermería en este ámbito es muy importante para los pacientes porque optimiza los resultados, mejora la calidad de la atención a este tipo de pacientes, disminuye las citas a los centros de salud, reduce los ingresos hospitalarios y se recibe una respuesta rápida y eficaz del médico, ya que al poder ver el mensaje de forma inmediata, contesta rápidamente.

Además, esta herramienta provoca que los pacientes confíen más en el abordaje de la enfermedad y en los sanitarios, por lo que colaboran más en el tratamiento y, en consecuencia, se evitan algunas complicaciones gracias a que las personas se responsabilizan más de su enfermedad.

Esta herramienta también contribuye a ahorrar recursos tanto a corto como a largo plazo al evitar ingresos hospitalarios, consultas médicas y mejorar el estado de salud general de los pacientes diabéticos. “Si hay una duda, se evita una consulta para aclararla”, subraya.

Sin embargo, no todos los pacientes pueden beneficiarse de esta herramienta porque es necesario que tengan internet en casa y unos conocimientos mínimos de informática.