C.M.L. Madrid | viernes, 02 de octubre de 2015 h |

Los productos que contienen probióticos de perfil alto han tenido una gran fama en la actualidad, hasta tal punto que su éxito comercial está promoviendo además del consumo, el desarrollo de productos y la investigación.

Tal y como aseguró Guillermo Álvarez, pediatra especializado en medicina gastrointestinal del Hospital Gregorio Marañón, la evidencia clínica de estos microorganismos está relacionada con su uso para mejorar la salud del intestino y estimular la función inmunitaria.

En este marco, Sanofi España ha introducido en el mercado el primer probiótico, Sanogermina AB-Kolikare, desarrollado por investigadores españoles, para aliviar el cólico del lactante. Además de combatir los cólicos, esta fórmula es eficaz para prevenir, ya que “los primeros síntomas aparecen en las dos primeras semanas de vida”, aseguró Álvarez.

La fórmula AB-Kolicare está compuestapor dos cepas distintas de probióticos que, según un estudio clínico desarrollado por AB-Biotics, reducen en un 67,5 por ciento el llanto de media tras 14 días de tratamiento. Se trata de Bifidobacterium longum (CECT7894) y Pediococcus pentosaceus (CECT8330) que aportan propiedades para el alivio del cólico. Además, a diferencia de otros tratamientos, esta asociación de cepas aporta capacidad antiinflamatoria, ausencia de producción de gases, capacidad de colonizar el tracto digestivo y es eficaz frente a cepas patógenas.

Desarrollo pionero en España

Ante la evidencia científica de varios estudios que muestran cómo los bebés con cólicos presentan una microbiota diferente, algunos investigadores han apostado por los probióticos como una forma de prevención de este síndrome. Actualmente hay una amplia gama de probióticos en el mercado, pero no todos son igual de fiables.

Álvarez advierte de que solo hay que confiar en los que “tienen estudios científicos detrás”, y tener en cuenta que hay probióticos que aunque estén considerados como alimentos, en realidad son medicamentos.

El director de I+D de AB-Biotics e investigador, Jordi Espadaler, recuerda que la causa del cólico es desconocida por el momento, aunque, según varias investigaciones, los niños con cólico infantil presentan una microbiota distinta. “En la de los niños que padecen cólicos infantiles hay más bacterias oportunistas, un tipo de bacterias que crece rápidamente y produce gas, y que en su superficie tiene una molécula que resulta irritante para el sistema inmune”, aseguró, al tiempo que recordó que la eficacia de los probióticos no es homogénea.