| martes, 21 de mayo de 2013 h |

La diabetes es uno de los principales retos sanitarios a los que se enfrenta España en la actualidad, se estima que un 13,8% de la población la padece. Uno de los problemas asociados a esta patología es el infradiagnóstico, ya que un seis por ciento de los enfermos lo desconocen, y esto lleva a posibles complicaciones como la ceguera o la enfermedad renal crónica, con el consiguiente impacto económico en el Sistema Nacional de Salud. Por esto, es esencial la equidad en el abordaje de la enfermedad en todo el territorio nacional; así, se presenta el primer manifiesto y el primer proyecto concreto por parte de la Casa de la Diabetes, liderada por la Sociedad Española de Diabetes, la Sociedad Española de Endocrinología, la Sociedad Española de Endocrinología Pediátrica y la Red de Grupos de Estudio de la Diabetes en Atención Primaria de la Salud.

Se trata de una iniciativa que busca fomentar las pautas de actuación más adecuadas para la gestión de las personas con esta enfermedad. Conseguir la aplicación de los mismos protocolos de actuación y de los mismos tratamientos en todas las Comunidades Autónomas es otro reto, y así lo confirmaban desde la Federación de Diabéticos Españoles: “La tecnología no llega por igual a toda España, y un gran paso necesario es la igualdad en todas las Comunidades Autónomas ya que hay grandes desequilibrios”. Otro de los puntos a favor de esta iniciativa es la implicación por parte de todos los estamentos; desde los facultativos, la administración y la farmacia comunitaria hasta la investigación, como asegura Sonia Gaztambide presidenta de la Sociedad Española de Diabetes, “es necesario avanzar en investigación para mejorar en la atención, por ello es importante la participación de la red de investigación en Diabetes Ciberdem”, además del apoyo por parte de la administración.

En este contexto, aspectos como la educación, prevención, diagnóstico precoz y correcto manejo son clave para mejorar el control de las personas con diabetes y garantizar un futuro con calidad de vida, además de aumentar su autonomía. Con este fin, desde la Casa de la Diabetes se reivindica el abordaje interdisciplinar para el que exigen la formación continuada de los profesionales, “así como individualizar el tratamiento, para lo que es esencial la educación del paciente y la futura monitorización del mismo”, recordaba Luis Castaño, director del Ciberdem, en la presentación del manifiesto. Una de las primeras iniciativas que está desarrollando este grupo es la creación de la Coalición por la Diabetes, con la que se está aglutinando al máximo de sociedades científicas relacionadas con la enfermedad, colectivos de pacientes, autoridades sanitarias de Comunidades Autónomas y empresas. El objetivo de esta Coalición es debatir de manera activa y participativa sobre el abordaje integral de la enfermedad por parte de todos los estamentos de la sociedad.

Primer proyecto en marcha

Además, en línea con las áreas de trabajo expuestas en el Manifiesto, la Coalición por la Diabetes presenta el primer proyecto concreto. Se trata de un estudio cuyo objetivo es ayudar a concienciar a la población sobre la importancia de seguir hábitos de vida saludable a la vez que ampliar la capacidad de detectar personas que tienen riesgo de padecer diabetes a través de un cuestionario muy sencillo (test Findrisk) que se puede realizar en un ámbito tan accesible como la farmacia. Esto es debido a que “un ciudadano visita más veces una farmacia que cualquier otro centro sanitario” y por lo tanto, desde el punto de vista de la farmacia comunitaria “la labor es esencial ya que además conocemos personalmente al paciente y nos ocupamos del seguimiento de su terapia farmacológica”, lo que asegura la adherencia al tratamiento; tal y como explicaba José Antonio Fornos, representante de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria.

El estudio se llevará a cabo por las sociedades médicas participantes en la Casa de la Diabetes, y en este caso especialmente la Sefac, de forma conjunta con autoridades sanitarias de las CC.AA. y sus farmacéuticos. Está previsto que se inicie en el mes de septiembre, y tendrá una duración total estimada de 15 meses. Se realizará en personas mayores de 18 años no diagnosticadas con Diabetes Mellitus. El estudio, de ámbito nacional, empezará en Madrid, Andalucía y Cataluña con programas distintos de concienciación y detección de la diabetes y se estima que, por cada un de las comunidad, participarán unas 1.500 personas. Además, se justificarán las acciones propuestas con la evaluación continuada a través de indicadores que se establecerán en todos los puntos por igual.