Premios BiC
| miércoles, 25 de septiembre de 2013 h |

Los resultados del análisis de datos agrupados de los estudios clínicos Fase III Einstein, publicados en Thrombosis Journal, destacan que el tratamiento con rivaroxaban, como único fármaco desde el inicio, es eficaz en el tratamiento de la trombosis venosa profunda (TVP) y la embolia pulmonar (EP) y en la prevención de sus recurrencias, con un perfil de seguridad similar al tratamiento dual estándar. Además, en comparación con el tratamiento estándar, que combina Heparinas de Bajo Peso Molecular (HBPM) inyectables junto a antagonistas de la vitamina K (AVK), el tratamiento con rivaroxaban reduce significativamente la tasa de hemorragia grave en un 46 por ciento, incluyendo el riesgo de hemorragia mortal, al tiempo que ofrece un perfil beneficio/riesgo más favorable, independientemente de la edad, género, peso o función renal del paciente.

“La publicación de estos resultados destaca aún más el potencial de este fármaco para cambiar la práctica clínica habitual tanto en el tratamiento de la TVP y la EP aguda, así como en la prevención de sus recurrencias” comentó Alexander T. Cohen, del Hospital King College de Londres y miembro del Comité Directivo de los estudios Einstein, que añadió que “el tratamiento con rivaroxaban en monoterapia desde el inicio tiene el potencial no sólo de mejorar los resultados clínicos, sino también de reducir la carga del tratamiento anticoagulante, proporcionando un fácil manejo del paciente en su transición del hospital a casa, al tiempo que se evitan las inyecciones y la rutina de monitorización rutinaria de la coagulación de otros tratamientos”.

Además, un subanálisis del estudio Einstein DVT, recientemente publicado en la versión online de la revista Thrombosis & Hemostasis confirma que rivaroxaban mejora la satisfacción del tratamiento en comparación con la terapia estándar. Los datos también muestran una mejora en la adherencia y persistencia en el tratamiento con rivaroxaban para la prevención a largo plazo de las recurrencias en comparación con los AVK, como la warfarina. Estos hallazgos complementan un análisis de la satisfacción reportada por el paciente en el estudio Einstein Pe y muestran un importante beneficio en la adherencia y persistencia, tanto en el tratamiento agudo como en la prevención a largo plazo, independientemente del tipo de trombo. “Estos análisis se suman a la amplia evidencia clínica y a la experiencia en la práctica clínica real, que apoyan el uso de rivaroxaban en la trombosis, tanto arterial como venosa, proporcionando una mayor confianza en el uso clínico de rivaroxaban en un amplio número de indicaciones“ comentó Kemal Malik, miembro del Comité Ejecutivo y Jefe de Desarrollo Global de Bayer, compañía farmacéutica encargada de la investigación del fármaco.