Gaceta Médica Barcelona | jueves, 07 de enero de 2016 h |

Expertos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Duke, en Durham, Carolina del Norte, Estados Unidos, han probado un nuevo agente inyectable que hace que las células cancerosas en un tumor se iluminen en fluorescente, lo que podría aumentar la capacidad del cirujano para localizar y eliminar los tumores. La tecnología de imagen se ha desarrollado gracias a la colaboración de científicos de la Universidad de Duke, el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos, y Lumicell Inc.

Los expertos inyectaron un líquido azul llamado LUM015 a 15 pacientes que se sometieron a cirugía para el sarcoma de tejidos blandos o el cáncer de mama. El líquido identificó los tejidos cancerosos en pacientes humanos sin efectos adversos. Los cirujanos oncológicos se basan en imágenes transversales como resonancias magnéticas y tomografías computarizadas para guiarse durante la intervención para eliminar un tumor y su tejido circundante. Pero, en muchos casos, no se detecta parte del tejido canceroso alrededor del tumor.

Investigadores de todo el mundo están desarrollando técnicas para ayudar a los cirujanos a visualizar mejor el cáncer, algunos utilizando un mecanismo similar a LUM015, que se activa por las enzimas. Pero éste es el primer agente de imágenes activador de la proteasa para el cáncer cuya seguridad se ha probado en seres humanos.

En los experimentos complementarios en ratones, LUM015 se acumula en tumores, donde crea una fluorescencia en el tejido tumoral que es en promedio cinco veces más brillante que en el músculo normal. Las señales resultantes no son visibles a simple vista y deben ser detectadas por un dispositivo de imágenes de mano con una cámara sensible.