diabetes/ Esta campaña tiene como protagonista a un muñeco virtual llamado Diguan

br

redacción Madrid | viernes, 08 de noviembre de 2013 h |

El tratamiento de la diabetes tipo 1 (DM1) se complica en la etapa adolescente y no solo por los cambios biológicos, físicos o emocionales del niño, que en muchas ocasiones se traducen en “una pérdida de adherencia al tratamiento y un descontrol de los niveles glucémicos”, explica Ángel Cabrera, presidente de la Federación Española de Diabéticos Españoles (FEDE), sino también por el cambio que supone para el adolescente el “traspaso de poderes” entre el pediatra y el endocrinólogo.

Con el objetivo de facilitar este tratamiento y de enseñar al adolescente a que “vaya asumiendo su responsabilidad en la DM1, para conseguir una evolución lo más fisiológica posible de niño a adulto”, explica Luis Castaño, presidente de la Sociedad Española de Endocrinología Pediátrica (SEEP), la sociedad que él mismo preside, junto a FEDE y la Sociedad Española de Diabetes (SED), y gracias también a la colaboración de Sanofi, han puesto un marcha un proyecto educativo con un muñeco virtual llamado Diguan como protagonista.

Elaborado a partir de la experiencia profesional de un grupo de endocrinos, enfermeras especialistas en el cuidado de la diabetes, pediatras y un psicólogo, este proyecto pretende concienciar tanto a adolescentes con DM1 como a sus familiares y amigos de que tener diabetes tipo 1 “no supone nada raro y es simplemente una característica más de las personas”, subraya Sonia Gaztambide, presidenta de la SED. Además, al mismo tiempo, este proyecto también persigue educar a estos adolescentes sobre qué hacer ante problemas comunes “enseñando los errores y mostrando después un mensaje educativo”, destaca esta profesional sanitaria. Unos objetivos a los que quieren llegar a través de las nuevas tecnologías.