R.C. Env. esp. a San Francisco | viernes, 12 de diciembre de 2014 h |

Un total de 36 de 39 pacientes pediátricos (un 92 por ciento) con leucemia linfoblástica aguda (LLA) refractaria han logrado remisiones completas en tratamiento con CTL019, un receptor de antígeno quimérico (CAR). Estas respuestas se produjeron incluso en pacientes sometidos a varias líneas de tratamiento anteriores sin éxito.

En seguimiento durante “seis meses o más”, señaló Stephane A. Grupp, director de Investigación Traslacional del Centro de Investigación de Cáncer Infantil del Hospital de Filadelfia, de momento los resultados apuntan a un 70 por ciento de supervivencia libre de progresión y a un 60 por ciento de supervivencia global, en muchos casos incluso sin ningún tipo de tratamiento adicional. En cuanto a la persistencia en sangre de estas células CTL019, fue del 68 por ciento también a los seis meses de seguimiento.

Estos prometedores resultados confirman esta línea de investigación, que persigue la modificación genética de las células del propio paciente, que son “entrenadas” para actuar contra las células cancerígenas y, posteriormente, son reinyectadas en el paciente.

Una vía “de futuro”, apunta Moraleda, que podría ser viable en España que, con nueve centros de producción celular, es el primer país de Europa y el tercero del mundo —por detrás de China, japón y Estados Unidos—en investigación y producción de terapias celulares.