Reivindicaciones sindicales

br

| viernes, 09 de abril de 2010 h |

T. Martínez

Valencia

Más de un centenar de trabajadores del Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) se concentraron el pasado jueves ante la Consejería de Sanidad en protesta por la “política de despidos improcedentes” aplicada por la Dirección Científica del centro, basada en una “supuesta normativa interna” que contempla el despido de los trabajadores de un laboratorio cuando el investigador principal de ese laboratorio cese en la entidad, según informó el comité de empresa en un comunicado.

La concentración, que estuvo encabezada por una pancarta en la que se podía leer “Centro de Investigación Príncipe Felipe: no a despidos improcedentes con fondos públicos”, se produjo tras la ruptura del acto de conciliación ante el Tribunal de Arbitraje Laboral.

Como explicaron los responsables del comité de empresa el objeto de la concentración fue denunciar que “no sólo no ha dado marcha atrás en los despidos de trabajadores, que fueron denunciados ante la Inspección de Trabajo sino que ha cursado un nuevo despido improcedente, con fecha 6 de abril de 2010”. Al respecto el presidente del comité de empresa del CIPF, Rafael Pulido, explicó que en marzo la dirección entregó “siete preavisos de despido y una finalización anticipada de contrato de trabajo”, de los que se han materializado cuatro de los primeros y esta última, “y este martes se ha procedido a un despido disciplinario”.

Por este motivo expresó su “total desacuerdo” con la política de despidos aplicada actualmente en el CIPF, por considerar que está “basada en normativas que vulneran los derechos de los trabajadores y en el uso de dinero público para pagar despidos improcedentes”.

Los responsables del Comité de Empresa justificaron la concentración ya que se habían agotado “todas las medidas de diálogo posibles” para llegar a una solución negociada.