Premios BiC 2020
Debate

br

redacción Madrid | viernes, 02 de diciembre de 2011 h |

Los presupuestos sanitarios de las comunidades autónomas ocuparon la actualidad del programa ¡Toma Medicina!, que informó a la audiencia del procedimiento que llevan a cabo algunas consejerías para cubrir el gasto anual. Así, el presidente editor del Grupo Contenidos y conductor del programa, Santiago de Quiroga, recriminó la manera con la que se comportan en algunas comunidades autónomas en relación a la elaboración de sus presupuestos. Según él “el papel lo aguanta todo” pero la realidad es que si a mitad de año el departamento se queda sin dinero, simplemente “deja de pagar”. Este es el caso de Canarias, entre otras autonomías, donde han dicho que “se les acabo el dinero en Junio”, explicó Quiroga.

Otra comunidad autónoma, en este caso la catalana, ha anunciado que no puede recortar su déficit sin perjudicar al sistema de prestaciones públicas, por lo que se verá obligada a instaurar el copago sanitario. Sobre ello, Rafael García Gutiérrez, director general de Anefp y uno de los invitados al programa que produce Contenidos de Salud, opinó que “los políticos mienten” sistemáticamente, ya que el hecho de responsabilizar al ciudadano sobre el ‘tique sanitario’ “es algo que llevaban pensando mucho tiempo, aunque decían lo contrario”. “La iniciativa del presidente catalán, Artur Mas, es un gran favor a Rajoy, ya que le marca el camino a seguir.”, afirmó.

A este respecto, Mariano Avilés, presidente de la Asociación Española de Derecho Farmacéutico (Asedef), destacó que “una sociedad responsable se tiene que responsabilizar de su salud. El mensaje de los políticos no debe ser populista y dirigido al pueblo de una forma tan burda”. Por su parte, Carlos Amaya, vicepresidente de la Federación Europea de Médicos Asalariados (FEMS), manifestó que “lo más importante es que los ciudadanos sepan que nada es gratis y el copago debe estar bien visto como elemento disuasorio en la demanda sanitaria”.

Otro de los asuntos tratados en el programa fue el cierre, por parte de la Comisión Europea, del dictamen motivado contra el modelo español de farmacia. En este sentido, Avilés aclaró que “el ciudadano está encantado de tener este modelo de farmacia, pero el que está detrás del mostrador no. La última palabra debe ser del farmacéutico y habría que contemplar la posibilidad de financiar algunos de sus servicios”.