Premios BiC

entrevista/ La Agencia Laín Entralgo ya ha puesto en marcha un aula virtual en farmacoterapia, método que quiere extender a otras áreas

br

| viernes, 15 de octubre de 2010 h |

La Agencia Laín Entralgo es la encargada de la investigación en atención primaria en Madrid.

P. ¿Cómo está la investigación en el primer nivel asistencial?

R. Está cogiendo velocidad. La Administración tiene como deberes fomentar la investigación, pero son los profesionales los que tienen que echarse hacia delante y decir qué área concreta les gustaría desarrollar. Nuestro papel es de fomento e impulso de cursos de especialización en gestión de ensayos clínicos e invitamos a participar a profesionales tanto de la atención primaria como de la hospitalaria. En la agencia existe un grupo de trabajo que fomenta y ayuda a gestionar proyectos de investigación en primaria. En los últimos años está creciendo de forma significativa. Arrancamos con 20 iniciativas y ahora estamos en 80 proyectos. El problema de la primaria es de presión asistencial. No es tan fácil para los profesionales sacar tiempo para dedicarlo a la investigación. Es un esfuerzo para todos.

P. ¿Hay alguna línea de interés en cuanto a investigación en AP?

R. Sí, patologías relacionadas con la HTA y la diabetes, patologías prevalentes en el ámbito poblacional y que desde la primaria son manejadas de forma directa. También cuestiones relacionadas con problemas osteoarticulares.

josé garcía

Madrid

Director gerente de grandes hospitales como el Ramón y Cajal o Móstoles, Amador Elena es ahora el máximo responsable de la Agencia Laín Entralgo de Madrid. La experiencia hospitalaria le ha permitido conocer de antemano aspectos tan importantes como la formación especializada y continuada, y la investigación”. Elena ha hecho balance a GACETA MÉDICA de sus primeros meses de gestión.

P. ¿Qué datos destaca del balance del primer semestre del Plan de Formación Continuada de 2010?

R. El plan anual de 2010 prevé 3.700 actividades formativas que implican cerca de 100.000 plazas para los más de 80.000 profesionales sanitarios. Llevamos aproximadamente 1.700 actividades formativas y cerca de 25.000 plazas utilizadas. Si algo destaca del plan es su alto grado de integración, algo que debemos mantener y consolidar. El plan aglutina las actividades formativas de centros directivos, hospitales, centros de salud, Summa 112 y los propios programas formativos que hace la agencia. Además, también destaca el grado de solidez en cuanto a calidad y cantidad de las actividades, y la participación como docentes de más de 5.500 profesionales.

P. ¿Cómo se implican esos profesionales en la docencia?

R. De las 3.700 actividades formativas, una gran proporción son clínico-asistenciales enfocadas a mejorar la formación continuada de médicos y enfermeros. Y qué mejor que ellos, que realizan la labor día a día, los que se encarguen de mantener y distribuir la formación entre sus colegas. Otra gran proporción de actividades las realiza la agencia, aspectos transversales y áreas temáticas como la farmacoterapia, el uso racional del medicamento, los planes generales de detección de cáncer de mama, los cuidados paliativos o cuestiones relacionadas con el cambio sociodemográfico.

P. Ahora con la crisis, ¿se hace más hincapié en formar sobre uso racional del medicamento?

R. No es un área novedosa. Para la consejería, es muy importante que el uso del medicamento sea más racional. La agencia no entra tanto en la educación para la salud, sino en la forma en la que los profesionales dentro de un proceso patológico concreto deben utilizar el arsenal terapéutico a su disposición.

P. ¿Cómo innova la agencia?

R. Precisamente, estamos innovando en el ámbito de la farmacoterapia con la puesta en marcha de un aula virtual con actividades formativas online que sustituyan los cursos tradicionales presenciales. Queremos llegar a más profesionales y llevar esta opción a otras áreas formativas.

P. Después de ese primer balance, ¿qué aspectos del plan de 2010 son mejorables?

R. Ahora tenemos que hacer un importante esfuerzo para contener el gasto. Nuestro desafío es poner imaginación a la acción formativa para que no disminuya la oferta y que se sustituyan unas herramientas por otras. La potencialidad del e-learning está por explotar y las iniciativas en farmacoterapia pueden ser extensivas a otros ámbitos.

P. ¿Qué presupuesto prevé la agencia para 2011?

R. Se prevé una contención del presupuesto importante. Eso nos hará mejorar nuestra productividad interna.

P. ¿Contención es sinónimo de congelación o de reducción?

R. Aún no sabría decirle, pero no debe asociarse con el hecho de que se vaya a perder o reducir capacidad formativa. Hay que buscar áreas de eficiencia posibles de poner en marcha en estos tiempos.

P. Los investigadores se quejan de falta de apoyo, ¿cómo está Madrid en este sentido?

R. Madrid tiene una posición envidiable en cuanto a competitividad, fondos e incentivos para la investigación con 30 hospitales al servicio de la investigación biomédica, siete universidades públicas, 19 privadas, centros del CSIC y empresas innovadoras localizadas en la comunidad. Ahora bien, como en otras áreas, la cooperación entre administraciones es vital.

P. En pleno proceso de acreditación de hospitales como institutos de investigación sanitaria, ¿qué perspectivas se tienen?

R. La agencia coordina e impulsa la solicitud de acreditaciones al Instituto de Salud Carlos III. Ayudamos a los hospitales que deciden crear un instituto y posteriormente acreditarlo. Este paso lo ha dado en su totalidad el Hospital La Paz, que ha creado el IdiPaz. Entre octubre y noviembre, los institutos del 12 de octubre y el Ramón y Cajal solicitarán la acreditación formal y en esas fechas van a recibir los requisitos de auditoría para verificar. El Hospital de La Princesa también está en proceso de acreditación. El siguiente será el Gregorio Marañón, que está en proceso de constitución del instituto. Antes de que acabe el año lo tendrá y a lo largo del próximo estará acreditado. Un poco por detrás va el Clínico. De aquí a finales de 2011, Madrid podrá contar con La Paz, el 12 de Octubre, el Ramón y Cajal, La Princesa, el Gregorio Marañón y quizá el Clínico.

P. ¿Cuál es la previsión de plazas de formación de especialistas en Ciencias de la Salud?

R. La oferta de Madrid para este año alcanza las 1.510 plazas de formación especializada, 82 plazas más que el año pasado. Madrid aumenta su oferta de plazas de formación de especialistas cerca de un 6 por ciento. Y a esto contribuye el esfuerzo que se ha hecho en acreditar este verano 24 unidades docentes multiprofesionales para dar cabida a dos nuevas especialidades enfermeras, pediatría y enfermería familiar y comunitaria. Han entrado en la oferta 77 plazas de especialistas enfermeros más que el año pasado.

P. ¿En qué punto está la acreditación pregraduada y posgraduada?

R. La acreditación pregraduada corresponde a la agencia. Nuestros esfuerzos se han volcado en la reciente acreditación de los nuevos hospitales, como el Infanta Cristina, Infanta Sofía e Infanta Leonor. En cuanto a la docencia posgraduada, el objetivo es conseguir que estos hospitales puedan aceptar residentes y esto ya compete al Ministerio de Sanidad y Política Social. Ahora están acreditados cuatro nuevos hospitales, el Infanta Elena y el del Henares inicialmente, y en agosto el Infanta Sofía y el Infanta Leonor. Antes de que finalice el ejercicio esperamos que nos acrediten los otros tres hospitales restantes.

P. ¿Cómo pretenden incentivar la figura del tutor?

R. En Madrid estamos intentando desarrollar el decreto de 2008 que modernizó la formación especializada y donde se regula la figura del tutor y se le incentiva.