C. R. Sandianes Madrid | viernes, 30 de octubre de 2015 h |

Nunca pierde la sonrisa. Afable, cercano y con una vitalidad que ya quisieran algunos… Le toca viajar por España casi más que Willy Fog y lo hace no solo porque le guste conducir su Scooter por donde sea necesario, sino porque la presidencia de la Alianza General de Pacientes (AGP) —desde julio de 2015— y de la Federación Nacional de Enfermos Trasplantados y Hepáticos (Fneth) —desde 2012— se lo exigen.

Pregunta. Como aficionado a las motos, ¿cuál crees que es el chasis de la AGP?

Respuesta. El eje central son los pacientes, pero para que funcione bien, son necesarias otras piezas como es industria, administración y que haya comunicación.

P. El SNS aplica políticas de ahorro cortoplacistas. En este caso, ¿cómo se valora la velocidad que prima en el sistema?

R. Soy de los que piensan que tan peligroso es ir deprisa como despacio. Todo tiene su velocidad adecuada, por eso creo que hay que establecer la velocidad de crucero, disfrutar del viaje e ir muy atentos a la ‘carretera’.

P. ¿Ha sido la campaña ‘Haz un gesto por la hepatitis C’ una carrera de fondo?

R. Sin ninguna duda ha sido una carrera de fondo, muy de fondo. Hay mucha información sobre la patología, pero se conoce muy poco.

P. ¿Cómo verías la promoción de una marcha motera por la hepatitis C?

R. ¡Sería una buena iniciativa! Hay que darla a conocer, porque es una enfermedad que cerca de 400.000 personas ni saben que la padecen y eso es de una gravedad tremenda.

P. Respecto al Plan Estratégico Nacional para el tratamiento de la Hepatitis C, ¿se podría haber pisado más el acelerador?

R. Se tendría que haber pisado más.

P. ¿Qué tiene más riesgos ser motorista o paciente?

R. Ambas sin la información adecuada.

P. ¿Lidiar con la administración es más peligroso que ir sin casco?

R. Pienso que sí…

P. Dónde arriesgas más, ¿en tu trabajo o en la moto?

R. Mucho más en mi trabajo.

P. ¿Cómo tunearías el SNS para que esté más enfocado en los pacientes?

R. Haciéndolos más partícipes y con más transparencia.

P. Mirando por el espejo retrovisor… cuando aparecieron los nuevos fármacos para tratar el VHC, ¿pensaste en que a día de hoy íbamos a tener esta situación?

R. Sí, no podía ser de otra manera. Ya que ha sido el gran descubrimiento del siglo, no podía pasar inadvertido. Tenía que hacerse realidad.

P. Dado que también te gusta el senderismo… ¿se están dando pequeños pasos en el ámbito sanitario?

R. Sí, pero hacen falta muchos pasos hacia adelante. En senderismo, tenemos mucha precaución sobre dónde se pone el pie, antes de quitar el otro. Y en este terreno, tiene que ser igual.

P. Con qué te quedas, ¿el camino para conseguir financiación para los nuevos fármacos o el Camino de Santiago, pero el francés?

R. Empezaría mañana mismo el Camino de Santiago si supiese que al terminarlo está todo arreglado.

P. ¿Qué hay del registro nacional de pacientes?

R. Es la ilusión de todos, pero es más difícil que curar la hepatitis.

P. “Si alguien busca la salud, pregúntale si está dispuesto a evitar las causas de la enfermedad, en caso contrario; abstente de ayudarle”, Sócrates

R. Diciéndolo quien lo dijo, cualquiera discute. Pero yo creo que siempre se puede y se debe ayudar.

Harley-Davidson vs. tu Scotter: Si pudiese ponerle a la Scotter el sonido de la Harley…

A pie o en moto: Depende —como si fuese gallego…—.

Una ruta para hacer senderismo: GR-92. La 66… para cuando me retire… y ¡en autocaravana!

Playa o montaña: Ambas, pero siempre con sol.

¿A quién llevarías de paquete? A alguien que no se mueva mucho.

¿Y a quién no querrías como ‘bastón’ en una ruta?: Cualquiera cargado de odio o envidia.

Tu vía de escape: La meditación.

Si te vas de excursión, ¿qué no falta en tu mochila?: ¡Agua sobre todo!