| lunes, 13 de mayo de 2013 h |

Tres cuartas partes de los pacientes con disfunción eréctil no están diagnosticados y, además, la mitad de los que conocen su enfermedad no reciben tratamiento, lo que supone que sólo uno de cada ocho está tratado. Así lo aseguró Juan Ignacio Martínez Salamanca, coordinador en Madrid del estudio ‘Atlas de la disfunción eréctil en España’, un proyecto coordinado por la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva (Asesa).

Ana M. Puigvert, coordinadora a nivel nacional y ex presidenta de Asesa explicó que la investigación se llevó a cabo entre “544 médicos de AP de toda España y más de 1.500 pacientes” y lamentó que en los programas habituales que se utilizan en el campo de la Medicina de Familia, no se incluyan preguntas sobre esta patología a pesar de que sea centinela de otras más graves, especialmente cardiovasculares.