Premios Fundamed
| jueves, 18 de marzo de 2010 h |

Redacción

Madrid

El consejero de Sanidad, Manuel Cervera, manifestó que “sólo una financiación adecuada a los costes reales del funcionamiento del sistema sanitario, pueden garantizar su sostenibilidad”, y recordó las cifras sobre financiación autonómica de 2009, que sitúan a la comunidad como la de menor financiación sanitaria estatal por habitante —1.140 euros, frente a una media de 1.320 euros en toda España—, cuando es la que mayor esfuerzo presupuestario realiza, al dedicar el 38,4 por ciento de su presupuesto autonómico, frente a una media del 34,4 por ciento. Cervera realizó estas declaraciones en la ponencia que, bajo el título “El debate de la sostenibilidad en la sanidad”, pronunció la semana pasada en un desayuno organizado por el Instituto de Estrategia y Buen Gobierno Social y Sanitario. El consejero se refirió a la fortaleza del sistema sanitario valenciano, que ha incluido en los últimos años numerosas mejoras derivadas de los avances científicos y tecnológicos, a los que hay que añadir el efecto de nuevos paradigmas en la gestión sanitaria que han introducido aspectos como la preocupación por la calidad, la orientación a procesos o la integración de niveles asistenciales.

No obstante, Cervera considera necesario seguir introduciendo novedades para superar con éxito la difícil situación económica actual y hacer frente a algunos problemas del sistema sanitario para garantizar su futuro, como la falta de equidad derivada de la descentralización, las desigualdades de la financiación, un deficiente sistema de coordinación y rigidez en el marco laboral.

Respecto al tema de la descentralización, Cervera recordó el éxito alcanzado por la llevada a cabo en el sistema valenciano con la creación de los departamentos de Salud y las gerencias únicas y gracias, principalmente, a una adecuada planificación estratégica.

Desde una perspectiva estratégica, el consejero incidió en la importancia del conocimiento para ser una economía y una sanidad de éxito. “Los sistemas de información son un componente esencial de la actividad asistencial, sin el cual no se puede concebir una asistencia sanitaria de calidad, segura, eficiente y competitiva. La información es un elemento primordial en la toma de decisiones por parte de los profesionales sanitarios y, por tanto, los sistemas que facilitan su manejo son una herramienta fundamental en el trabajo de los profesionales”.