Premios BiC
Responsabilidad

br

| viernes, 29 de enero de 2016 h |

Tras el acuerdo histórico alcanzado recientemente en la Conferencia de las Partes (COP21) de París, los 195 países participantes han mostrado su compromiso para frenar los efectos del cambio climático y han sentado las bases para que agentes sociales, empresas, instituciones y, los propios ciudadanos, adopten una posición activa en el cuidado y conservación del medio ambiente.

El sector farmacéutico lleva años trabajando, conjunta y corresponsablemente, en este campo. Un buen ejemplo de ello ha sido la creación de iniciativas sostenibles, como Sigre y su modelo pionero e innovador, gracias al cual, quince años después de su puesta en marcha, el reciclado de los envases y los residuos de medicamentos es un hábito plenamente implantado en los hogares españoles.

En este sentido, y en el decisivo momento en el que nos encontramos, la compañía ha dado un paso más, en este caso de carácter internacional, ligado a la búsqueda de soluciones comunes a problemas globales, con la creación de la Red Iberoamericana de Programas Posconsumo de Medicamentos.

Esta organización inicialmente agrupa a Sigre y a los principales programas iberoamericanos de gestión de residuos de medicamentos: la Corporación Punto Azul, de Colombia, y Singrem A.C., de México. Además, está presidida por Juan Carlos Mampaso, director general de Sigre.

Con la constitución de la Red Iberoamericana, se materializa una de las primeras acciones contempladas en la Declaración de Cartagena de Indias, suscrita por las tres entidades con el objetivo de que los diferentes Programas Posconsumo existentes o que se vayan creando paulatinamente en América Latina den respuestas comunes y eficaces al reciclado de los residuos de medicamentos que se generen en los hogares.

El modelo de la compañía diseñado por la industria farmacéutica y en el que colaboran farmacias y empresas de distribución, se ha tomado como referencia para su implantación en los nuevos países en que se vayan a poner en marcha estos Programas, como ya ha ocurrido en los casos de Colombia y México, los dos primeros de América Latina en desarrollarlos.

Con la puesta en marcha de la Red Iberoamericana de Programas Posconsumo de Medicamentos, el sector farmacéutico español, a través de Sigre, lidera una iniciativa internacional pionera que le posiciona a la vanguardia en la protección del medio ambiente y de la salud de los ciudadanos.

Con la construcción de la Red Iberoamericana se materializa una acción
de la Declaración de Cartagena de Indias con el objetivo de dar respuestas comunes y eficaces al reciclado de medicamentos