A.C. Madrid | viernes, 20 de noviembre de 2015 h |

El presidente de IDIS explica a GM la importancia de fomentar la calidad y cómo la acreditación Quality Healthcare (QH) trabaja en esta línea.

Pregunta. ¿Qué implica la calidad en el proceso asistencial teniendo en cuenta y poniendo la atención en el paciente?

Respuesta. La calidad en la asistencia sanitaria no solo se limita a una responsabilidad de los gestores de las instituciones sanitarias, sino que va mucho más allá teniendo en cuenta a los pacientes, profesionales e incluso a la administración.

El paciente y todo lo que lo rodea deben de ser siempre nuestro objetivo porque es el centro de todas nuestras atenciones y el motivo por el que debemos seguir trabajando para dotar a nuestro sistema de las mayores prestaciones tanto en cantidad como en calidad. Ésta última es el epicentro de toda estrategia que se precie en materia asistencial.

La calidad aporta seguridad y resultados, es una responsabilidad directa de los equipos directivos de las instituciones sanitarias. Es necesario entenderla como un compromiso con el paciente que permite medir, mejorar, innovar y buscar la eficacia, eficiencia y efectividad a nivel asistencial. En este sentido, en nuestro país contamos con muchos procedimientos y sistemas que evalúan diferentes áreas de la calidad.

P. ¿Qué aporta la acreditación QH y por qué es la Fundación IDIS quien la pone en marcha?

R. La acreditación QH tiene el aval de la Asociación Española para la Calidad (AEC) y reconoce la excelencia alcanzada en la senda de la calidad. No compite con ninguna de las normas, acreditaciones, certificaciones o reconocimientos ya existentes y traslada a un indicador sintético todos los atributos y dimensiones de los diferentes modelos de calidad. Todo es un sumatorio cuando hablamos de calidad en términos de salud. El objetivo del sistema es reconocer el esfuerzo de las entidades y centros asistenciales en materia de calidad y promover que ésta continúe siendo el principal pilar sobre el que se asiente la atención y la asistencia sanitaria a todos los pacientes y sus familias.

Este reconocimiento viene a cubrir un vacío que existía en este campo, ya que hasta ahora no había un sistema universal, unánimemente aceptado, de reconocimiento a la calidad en el ámbito de la asistencia sanitaria. Para nosotros es una herramienta novedosa que contribuye a facilitar la consecución de los mejores resultados en términos de procesos, protocolos y procedimientos empleados. Además, es de gran utilidad para el paciente y las propias instituciones. De hecho, la acreditación QH supone un criterio más para que los pacientes y sus familias puedan elegir dónde quieren recibir la atención y la asistencia sanitaria.

La acreditación QH representa, a nuestro entender, la suma de tres factores: reputación, seguridad y calidad percibida.

P. ¿En qué situación de desarrollo y grado de aceptación se encuentra la acreditación QH en este momento?

R. En la reunión de trabajo del comité auditor correspondiente a la primera convocatoria, se hizo un análisis exhaustivo y en profundidad de todos los centros asistenciales que se presentaron.

Las 75 solicitudes evaluadas fueron diversas y correspondieron un 69,3 por ciento a centros privados (52), un 17,3 a hospitales y centros asistenciales de titularidad pública (13), un ocho a centros concertados (6) y un 5,3 a mutuas (4). De todas ellas 37 fueron las acreditadas con alguno de los sellos que contempla la propia acreditación

P. ¿La acreditación QH de IDIS qué rango y ámbito tiene, nacional o también internacional?

R. El IDIS confirmó el rango internacional de su sistema de Acreditación QH en el marco de la 32nd International Society for Quality in Health Care Conference (ISQua), que tuvo lugar en Doha (Qatar) del 4 al 7 de octubre pasados.

La XXXII Conferencia Internacional de la ISQua, reunió a profesionales en el campo de la calidad asistencial para poner en común los avances y los principales problemas encontrados en el desarrollo de estrategias e iniciativas de mejora en el campo de la atención a la salud de los ciudadanos. En este contexto, IDIS explicó cómo su sistema de acreditación QH viene a cubrir un vacío que existía en esta área puesto que hasta ahora no había un sistema universal que reconociera la calidad en el ámbito asistencial, a pesar de que sí existían estándares de medición y seguimiento.

P. Por último, ¿qué futuro plantea a la acreditación QH de IDIS al entorno de la calidad?

R. La Fundación IDIS corrobora la conveniencia de continuar profundizando en este elemento clave de competitividad; debemos trabajar para dar un impulso muy decidido en la búsqueda de la excelencia de los operadores del sector sanitario a través de la calidad y los resultados de salud, convirtiendo estos parámetros en seña de identidad de nuestro sector, ya que creemos que es la mejor forma de contribuir a la mejora de la calidad de vida de la sociedad española.

Desde este punto de vista de mejora continua la acreditación QH tiene un recorrido y un impacto más que prometedor puesto que incide directamente en el paciente bajo parámetros de transparencia y objetividad.