i. g. / j. N. Madrid | viernes, 11 de mayo de 2012 h |

Los farmacéuticos rurales no se conforman con la introducción de un tramo negativo en el nuevo escalado de deducciones fijado por el RDL 16/2012, y mucho menos si este mecanismo al final va a suponer la derogación del índice corrector establecido en su día por el RDL 9/2011. Por ello, la Sociedad Española de Farmacéuticos Rurales (Sefar) mantiene todavía la esperanza de que se introduzcan modificaciones en la nueva normativa y, en este sentido, propone revisar las condiciones de retorno del primer tramo de la nueva escala, “de manera que la percepción dineraria por parte de la oficinas de farmacia sea proporcional a su necesidad, y no a su facturación”.

El sistema sugerido por la botica rural consiste en introducir un primer apartado en el que las farmacias con una facturación supuesta de cero euros recibirían un máximo de 1.700 euros, mientras que las farmacias con una facturación máxima de 25.000 euros percibirían 850 euros. En concreto, el retorno percibido por cada farmacia podría calcularse con la fórmula: 1.700 euros-(Facturación mensual en euros x 3,4 por ciento).

Este método, que Sefar defiende por su “sencillez y la escasa modificación que hay que introducir en el escalado actual”, queda recogido en un estudio que la sociedad quiere hacer llegar tanto a los partidos políticos como al propio Ministerio de Sanidad. En resumen, esta iniciativa pretende trasladar a las autoridades que una farmacia por pequeña que sea tiene unos gastos mínimos de unos 1.500 euros.

Asimismo, Sefar mostrará su desacuerdo si finalmente el nuevo escalado supone la derogación del índice corrector de 833,33 euros que incluía el RDL 9/2011 para las boticas ubicadas en núcleos aislados y socialmente deprimidos. En este sentido, el presidente del COF de Valladolid, Juan de Dios Jódar, afirmó que si se derogase el índice corrector establecido en el RDL 9/2011, “la comunidad autónoma tendrá que pagar el de las cuatro primeras facturaciones del año”.

Plazos de aplicación

Y es que, la aplicación del nuevo escalado de deducciones sobre la facturación con cargo al SNS por parte de las farmacias que recoge el RDL 16/2012 se empezará a aplicar a partir de la facturación correspondiente al mes de mayo. Así se precisa en una instrucción del Ministerio de Sanidad, que indica que, como las facturaciones se realizan por meses completos, la nueva tabla se aplicará desde el 1 de mayo y no de la del mes de abril al haberse aprobado el texto legal el día 20 de ese mes.

De esta forma, se ha terminado con los temores manifestados por muchos farmacéuticos, que estaban preocupados por el hecho de que si se hubiese tenido que aplicar desde el 20 de abril deberían invertir “muchos recursos” en hacerlo. El plazo para la aplicación de la escala no supondría, por tanto, un problema, siempre que se deje claro el mecanismo de aplicación de esta medida, según defendió el presidente de los farmacéuticos vallisoletanos.

A la espera

No obstante, el colectivo farmacéutico está todavía a la espera de que el Gobierno “lleve a cabo una corrección de errores” del RDL. En este sentido, según fuentes del Ministerio de Sanidad, el escalado se encontraba “en revisión”, aunque al cierre de esta edición no se había concretado. Y es que, desde el colectivo de farmacéuticos se incide en que en este momento están vigentes tres escalas: la que establece el RDL 16/2012; la del 823/2008, “que no ha sido derogada”; y el índice corrector comprendido en el RDL 9/2012.

Por ello, los farmacéuticos espera a que el próximo 17 de mayo, cuando el Congreso convalide el RDL 16/2012, se ponga negro sobre blanco el texto definitivo para saber cómo repercutirá sobre el colectivo de oficinas de farmacia. “Estamos a la espera porque, una vez se pruebe el texto definitivo este puede ser o muy bueno o muy malo para nosotros”, afirmaron fuentes colegiales.