Premios Fundamed
| jueves, 11 de julio de 2013 h |

Los resultados del estudio comparativo en primera línea para la psoriasis de fase III muestran la superioridad de secukinumab (AIN457) en el aclaramiento de la piel frente a etanercept, un tratamiento dirigido contra el factor de necrosis tumoral (anti-TNF). De estos resultados se desprende también que secukinumab (AIN457) cumple todos los objetivos primarios y secundarios.

El ensayo Fixture (examen de investigación durante todo un año de secukinumab frente a etanercept utilizando 2 regímenes de dosificación para determinar su eficacia en psoriasis, Full year Investigative eXamination of secukinumab vs. eTanercept Using 2 dosing Regimens to determine Efficacy in psoriasis, en inglés) ha consistido en un estudio multicéntrico global, aleatorizado, doble ciego, con doble enmascaramiento, controlado con placebo, de secukinumab (AIN457) subcutáneo en la psoriasis en placas moderada a grave que ha incluido a 1307 pacientes. El estudio se diseñó para demostrar la eficacia después de 12 semanas de tratamiento, en comparación con placebo y etanercept, así como para evaluar la seguridad, tolerabilidad y eficacia a largo plazo hasta 52 semanas. Las medidas de tratamiento establecidas para evaluar la eficacia de secukinumab (AIN457) incluyeron PASI 75 (índice de la Superficie y Gravedad de la Psoriasis 75) y la Evaluación Global del Investigador (IGA mod 2011), una herramienta estándar para evaluar el aclaramiento de la piel después del tratamiento.

“Estos resultados, que demuestran la superioridad de secukinumab (AIN457) frente a etanercept, tratamiento estándar actual, suponen buenas noticias para las personas que conviven con la psoriasis en placas de moderada a grave”, ha subrayado Tim Wright, Director Mundial de Desarrollo de Novartis Pharmaceuticals, compañía que desarrolla esta molécula. “Con entre un 40 y un 50 por ciento de personas que conviven con la psoriasis en placas de moderada a grave insatisfechas con sus tratamientos actuales, es evidente que existe una necesidad médica no cubierta de nuevos tratamientos que actúen más rápido y durante más tiempo para aliviar el dolor, el picor y otros síntomas”, ha concluido. Ahora, se espera que los resultados completos del programa de estudio de Fase III con secukinumab (AIN457), el más grande acometido hasta la fecha para psoriasis en placas de moderada a grave, se puedan presentar en los principales congresos médicos a finales de este año.

Esta molécula es el primer medicamento dirigido selectivamente a la IL-17A que presenta resultados de Fase III. La IL-17A es una citoquina fundamental (proteína mensajera) en el desarrollo de la psoriasis, y se encuentra en concentraciones elevadas en la piel afectada por la enfermedad1-3. La investigación muestra que la IL-17A desempeña un papel en la transmisión de la respuesta autoinmune del cuerpo en trastornos como la psoriasis en placas de moderada a grave y es una diana principal para tratamientos en investigación1-5. En el estudio Fixture, el perfil de seguridad observado de secukinumab (AIN457) fue consistente con los resultados publicados previamente en estudios de Fase II para psoriasis en placas de moderada a grave y no se han identificado nuevos problemas de seguridad.