FRANCISCO ROSA Madrid | viernes, 17 de enero de 2014 h |

Tanto la secretaria general de Sanidad, Pilar Farjas, como el subdirector general de Calidad de los Medicamentos y los Productos Sanitarios, Carlos Lens, dedicaron encendidos elogios a la labor de los farmacéuticos de hospital en la evaluación y el posicionamiento de las novedades terapéuticas durante una jornada organizada la semana pasada por la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH). Concretamente, Lens reconoció que ante la existencia de áreas grises en lo que respecta a la fijación de las condiciones de precio y reembolso, Sanidad ha tomado buena nota de “los conocimientos y las experiencias acumulados por los farmacéuticos de hospital”. Asimismo, el subdirector general expresó su intención de incorporar a la SEFH en el proceso de evaluación que da lugar a la fijación de precio y reembolso, y admitió que ya se trabaja en la forma de hacerlo.

Por su parte, Farjas destacó el empeño de este colectivo sanitario en optimizar los recursos del sistema nacional de salud, siendo ésta “la única forma de garantizar las máximas prestaciones”. En este sentido, anunció que las intenciones del ministerio pasan por trasladar las buenas prácticas en el ámbito de la prestación farmacéutica hospitalaria a los servicios sociosanitarios con el fin de generar nuevas eficiencias.

También subrayó la contribución de las guías farmacoterapéuticas de la SEFH a la elaboración de los nuevos informes de posicionamiento terapéutico. Y sobre este particular, adelantó que los criterios de incorporación de los nuevos medicamentos al hospital serán extrapolados a todo el SNS, así como las medidas de farmacoeconomía que se han estado adoptando en el ámbito de la atención especializada.

Programa Madre 4.0

El presidente de la SEFH, José Luis Poveda, aprovechó este clima cordial para ofrecer a las autoridades la colaboración de su colectivo, mediante la aportación de soluciones para mejorar el proceso de incorporación de los nuevos medicamentos al SNS. En este sentido, reivindicó el papel que puede jugar el Programa Madre 4.0, una herramienta pensada para la evaluación que llevan a cabo las comisiones de farmacia y terapéutica y que incorpora nuevas dosis de interactividad e “importantes avances metodológicos y conceptuales”.

Así, según Francesc Puigventós, coordinador del Grupo Génesis, la nueva versión ayudará a mejorar el proceso de decisión, con la inclusión de un área en la que se procederá a la descripción del problema de salud. Asimismo, posibilitará un mejor análisis de la evidencia, mediante la extracción de los datos de ensayos clínicos que se ajusten a las variables que necesiten ser estudiadas.

El programa también dispone de métodos de cálculo para la elaboración de comparaciones indirectas entre medicamentos y un procedimiento para la designación de alternativas terapéuticas equivalentes. Por último, en lo relativo a la evaluación económica se ha mejorado la calidad de la metodología de cálculo basada en coste por AVAC. Asimismo, se ha desarrollado una aplicación para extrapolar al contexto español las decisiones de organismos como el NICE británico.