| viernes, 30 de mayo de 2014 h |

La Consejería de Sanidad de Castilla y León pedirá al Gobierno que reconsidere la retirada de la vacuna de la varicela de las oficinas de farmacia y administrarla en los hospitales. Se suma así a las sociedades científicas y otras comunidades, como la valenciana, en exigir la vuelta a la botica de esta vacuna, tras casi un año de su salida. Considera que el componente social que conlleva esta medida es el que ha hecho que los padres acudan a las regiones donde se sigue vendiendo (Navarra, Ceuta y Melilla, pero también Andorra) para administrarla antes de lo que indica el calendario vacunal.