Almudena Fernández Madrid | martes, 01 de abril de 2014 h |

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, ha calificado de “una barbaridad” la propuesta del presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín, de penalizar a los ciudadanos que hagan un mal uso de los servicios de urgencias.

En este sentido, aseguró que desde la consejería no contemplan ese escenario, ya que no creen que los ciudadanos utilicen mal los servicios. Así lo explicó hoy en la Consejería de Sanidad con motivo de la presentación del Observatorio de Resultados del Servicio Madrileño de Salud.

A su juicio, si un padre lleva a su hijo a urgencias porque tiene fiebre, es porque se alarma, ya que él no es médico. “Me parece una barbaridad querer valorar si una persona usa bien o mal el servicio de urgencias, si va es porque se siente mal”, recalcó.

Por otro lado, negó un incremento de las derivaciones de pruebas diagnósticas de hospitales públicos y privados y subrayó que el viernes desmontarán “las mentiras del PSOE”, ya que más del 80 por ciento de los hospitales “no dervivan ni una prueba” y todos han incrementado su actividad.