Premios BiC
gm Madrid | viernes, 07 de febrero de 2014 h |

La Asociación Americana del Corazón (AHA) y la Asociación Americana del Ictus (AHA) acaban de publicar unas ‘Guías de Prevención del Ictus en Mujeres’ en la revista Stroke. Un documento de especial importancia teniendo en cuenta que mujeres y hombres no responden de la misma manera ante esta patología. Así, por ejemplo, la hipertensión arterial es más común entre el sexo femenino, por lo que el diagnóstico de fibrilación auricular y su posterior tratamiento con anticoagulantes se hace más necesario.

Entre estas recomendaciones dirigidas específicamente a mujeres, la AHA y la ASA destacan en primer lugar la importancia de descartar problemas de hipertensión arterial antes de empezar a tomar la píldora anticonceptiva, sobre todo si son fumadoras, un importante factor de riesgo cardiovascular.

En segundo lugar, se debe considerar la toma de pequeñas cantidades de aspirina o suplementos de calcio en aquellas mujeres con hipertensión que se queden embarazadas, con el objetivo de reducir el riesgo de preeclampsia. Además, ambas asociaciones recomiendan en este mismo documento el control más estricto de factores de riesgo como el tabaquismo, un nivel alto de colesterol o la obesidad a lo largo de su vida futura en aquellas mujeres que han sufrido preeclampsia durante el embarazo.

Asimismo, la AHA y la ASA recomiendan al profesional sanitario la prescripción de medicamentos antihipertensivos en mujeres embarazadas con cifras de 15/10 mm Hg. Una recomendación que se vuelve obligatoria si las cifras son superiores a 16/11 mm Hg. A esta recomendación se añade la advertencia a mujeres jóvenes que sufren migrañas con aura para que dejen de fumar, ya que esta patología también es un factor de riesgo de ictus en el futuro.

Por último, este texto pide que se haga un cribado poblacional en fibrilación auricular en todas aquellas mujeres mayores de 75 años, un sector con un riesgo importante de sufrir un ictus.

En cuanto al posible traslado de estas recomendaciones a nuestro país, la opinión de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), que recoge el periódico El Mundo, es positiva. En opinión de su presidente, José Ramón González Juanatey, la mayoría de las advertencias hechas por la AHA y la ASA son perfectamente extrapolables a nuestro país e incluso añade un nuevo factor de riesgo a controlar: los antecedentes familiares de enfermedad cardiovascular.