RECORTES/ Los médicos de Madrid harán tres horas de huelga los días 26, 27 y 28 de junio

br

REDACCIÓN Madrid | viernes, 15 de junio de 2012 h |

La huelga médica ha dejado de ser una amenaza para convertirse en una realidad en Madrid, Baleares, Canarias y la Comunidad Valenciana. La ruptura de las negociaciones no ha dejado otra opción a los primeros que han convocado paros de tres horas los días 26, 27 y 28 de junio —de las 8 a las 11 y de las 15 a las 18— en el marco del periodo de tramitación del proyecto de ley de modificación presupuestaria en la Asamblea regional, aunque el secretario general del sindicato convocante, la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts), Julián Ezquerra, ha advertido de que las movilizaciones no terminarán ahí ya que quieren ser “escuchados y respetados”.

Y es que las pérdidas económicas de un médico de familia madrileño desde 2008 han supuesto un 28,38 por ciento de sus retribuciones —un 25,36 para los adjuntos de hospital— a lo que se sumará el nuevo recorte salarial, aprobado por la comunidad el pasado 7 de junio, aunque la presidenta Esperanza Aguirre ha dado instrucciones al consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, para que la bajada de sueldo para los médicos en ningún caso sea superior al 3,3 por ciento.

En el caso de Baleares, el sindicato médico Simebal iniciará una huelga indefinida a partir de julio si el Gobierno regional no rectifica su pretensión de aplicar una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la comunidad, que anula la concesión de ciertos complementos salariales cobrados a partir mediados de 2008, obligando a los facultativos a devolverlos. Aunque la Administración ha asegurado que intentará alcanzar un acuerdo lo “menos gravoso posible” con el colectivo, ha admitido desconocer si hay alguna solución que no pase por la devolución.

Además de los paros, Simebal ha anunciado una serie de iniciativas judiciales —pidiendo que se aclare el contenido exacto de la sentencia— ya que los profesionales no tienen intención de devolver cantidades logradas “honestamente y trabajando”. Asimismo, interpondrán un recurso de reposición contra el acuerdo adoptado el pasado viernes por el Consejo de Gobierno, facilitando a todos los médicos un formulario para que interpongan otro de forma individual, y no descartan la “oportunidad” de interponer las querellas criminales que procedan, algo que está estudiando el abogado de esta entidad.

Por su parte, los médicos canarios se han concentrado ante la sede de la Presidencia del Gobierno en Las Palmas de Gran Canaria en defensa de la sanidad pública protagonizando además un paro de tres horas en esta isla —el sindicato de Santa Cruz de Tenerife lo ha apoyado pero no lo ha secundado por entender que no era el momento “oportuno”— con el que han reclamado “salarios justos” y han defendido un aumento de jornada “homogéneo”, incrementándola media hora de lunes a viernes y quedando los sábados como jornada de guardia, tanto en primaria como en los hospitales.

Los médicos canarios también se oponen a que no se contraten eventuales o a que les oferten contratos “basura” y critican que se haya tocado el horario de los residentes —que tienen un contrato de personal laboral y no estatutario— defendiendo así sus horas de docencia y preocupados por un futuro profesional que no puede ser “más incierto” ya que sólo han contratado a 30 de los 250 MIR que terminaron su especialidad el pasado mayo. Este sindicato también reclama la evaluación de la carrera profesional —paralizada desde 2007—así como otros incentivos eliminados sin negociación previa en la mesa sectorial de sanidad, y la ejecución de la Oferta de Empleo Público (OPE) de 2007, con muchas categorías examinadas desde hace un año y otras aún sin convocar.

El rechazo al nuevo modelo de gestión compartida de la Comunidad Valenciana también ha derivado en un paro de una hora para el 28 de junio con la idea de que no repercuta en la ciudadanía, según han explicado en un comunicado conjunto los sindicatos
de la sectorial Cemsatse, UGT, CC.OO., CSIF y USAE.

En Andalucía, más de 6.000 personas del ámbito sanitario y educativo, además de funcionarios de la Junta, se han manifestado también ante la sede de la Presidencia en Sevilla en lo que ha sido la primera acción de un calendario de movilizaciones con el que no descartan seguir los pasos de sus colegas de otras regiones. Todos los representantes sindicales —incluidos los médicos— han planteado medidas de ajuste “alternativas” como la reducción del 50 por ciento de altos cargos en la Administración o la eliminación de sus asesores de confianza y de los puestos de libre designación, entre otras propuestas.