Premios BiC 2020

l El Foro de la Profesión Médica reclama al ministerio que adopte medidas más racionales orientadas a la autogestión y la prima de resultados

l Femyts pide al Defensor del Pueblo que plantee la inconstitucionalidad de la reducción de complementos por invadir competencias regionales

| 2010-06-25T17:30:00+02:00 h |

MÓNICA RASPAL

Madrid

Impedir que la rebaja retributiva del salario de los empleados públicos y, en concreto, de los médicos, se convierta en un “campo abonado” para nuevos recortes en 2011 mientras otras partidas de gasto “superfluo” se mantienen inalteradas —coches oficiales, asesores, subvenciones a partidos, etc.— ha sido el motivo principal que ha congregado a toda la profesión médica — a la que se sumó a última hora la farmacéutica— este sábado ante las puertas del Ministerio de Sanidad. Con el lema “Por una sanidad pública de calidad, sostenible y profesional”, representantes de colegios, sindicatos, sociedades científicas y del ámbito educativo —tanto a nivel nacional englobados en el Foro de la Profesión Médica como de las comunidades autónomas— han manifestado su rechazo unánime a unas medidas que penalizarán a los que más trabajen, a los más comprometidos y a los más competentes, desencadenando el verdadero problema de esta situación: la pérdida de calidad en la atención.

“Si nos resignamos y no nos quejamos pueden llegar más recortes en 2011”, afirmaban desde el sindicato médico madrileño Femyts. Por ello, desde el Foro de la Profesión piden que se reviertan estas deficiencias y que Sanidad dé un paso adelante hacia un Sistema Nacional de Salud “profesionalizado”, cuyo funcionamiento obedezca a pautas más racionales y deposite mayor confianza en el papel de los médicos con mecanismos de autogestión y sistemas flexibles adaptados a cada situación laboral, así como con políticas tendentes a primar resultados. “No se entiende que el 80 por ciento del gasto sanitario pase por las manos del médico y no se le den atribuciones para participar de un modo efectivo en la gestión de los centros”, reclaman.

Además, por si los ánimos estaban poco encendidos, las declaraciones de la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, la pasada semana en el Senado, asegurando que los facultativos españoles están en la media de lo que cobran sus colegas europeos, despertaron aún más indignación entre unos profesionales que desde hace tiempo vienen denunciando que sus remuneraciones les sitúan a la cola de los países que peor pagan a sus médicos.

Sin embargo, Femyts cree que las protestas no deben quedarse sólo en eso sino que deben ir “más allá” si quieren defenderse del “expolio” al que va a ser sometida la profesión. Por ello, ya ha pedido al Defensor del Pueblo que plantee un recurso de inconstitucionalidad y solicite la suspensión cautelar del decreto, alegando que la reducción de las retribuciones complementarias —fijada en un 5 por ciento— vulnera las competencias autonómicas y la aplicación de la retroactividad contraviene medidas ya pactadas en las negociaciones colectivas.