foro de ap/ Están trabajando en su documento específico para adaptarla a las características diferenciales del primer nivel asistencial

br

almudena fernández Madrid | viernes, 13 de diciembre de 2013 h |

Tras la última reunión del Foro de Médicos de Atención Primaria quedó patente que su Grupo de Trabajo de Gestión Clínica elaborará, como ya adelantó este periódico (ver GM nº 492), un documento conjunto que recoja las especificidades que deben tener las unidades de gestión clínica (UGC) de los centros de salud frente a las de los hospitales.

Josep Basora, presidente de turno del foro, explicó que algunas de las líneas maestras sobre las que se basará este informe en el que ya están trabajando es la necesidad de que la AP sea el eje del sistema y tenga capacidad para relacionarse con la atención especializada “comprando servicios” y enviando a sus pacientes a los hospitales en los que los resultados sean mejores, algo que sucede ya en otros países. Se trata así de derivar a los enfermos al lugar en el que el proceso sea más integral y el servicio mayor.

Además, el foro —que está constituido por la OMC, SEMG, Semfyc, Aepap, Sepeap, CESM y, desde ahora, también CEEM— quiere ser el interlocutor directo con la Administración central y las comunidades autónomas en los temas que a la MFyC se refieran.

Eso sí, los profesionales del primer nivel asistencial dejaron claro también que se trabajará con la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme) y el Foro de la Profesión Médica, y que los dos borradores —el de AP y el de especializada— serán compatibles y se presentarán de forma simultánea.

Sobre este particular, Carlos Macaya, presidente de Facme, explicó a GACETA MÉDICA que la idea de que cada profesional de AP pueda comprar los servicios hospitalarios “no le parece mal en principio” aunque la ve quizá “demasiado avanzada” porque habrá que ver en qué modelo sanitario y asistencial nos encontramos. “Es una posibilidad, me parece bien, al igual que que cada ciudadano también pueda elegir su centro de Atención Primaria”, recalcó.

Coincidió con Basora en la unión de todas las sociedades a la hora de trabajar en este tema e implementar la gestión clínica, aunque el Foro de Médicos de Atención Primaria tenga que elaborar su propio documento recogiendo las peculiaridades de la especialidad. Incidió en que “no significa que se vayan a elaborar dos documentos contrapuestos”, sino que “lo que pretenden es converger”.

Control de la IT

Otro de los asuntos que preocupa al foro es la reforma de la incapacidad temporal (IT), un “tema candente”, según aseguró Basora, con el borrador del anteproyecto de real decreto que regula la gestión y el control de los procesos de IT ya circulando (ver GM nº 490 y 481), y que se espera que se apruebe y entre en vigor en 2014. El portavoz del Grupo de IT, Francisco José Sáez, señaló que aunque la modernización del control de las bajas es una reivindicación histórica de la AP, en las propuestas que ha ido presentando el departamento de Fátima Báñez, la modificación de la ley daría más poder a las mutuas, algo que no ven “muy correcto”, aunque ya en los sucesivos borradores ha ido suavizando su postura. En este sentido, recalcó la necesidad de que la MFyC mantenga el control de este proceso. En caso contrario, se producirá “un empeoramiento general de la salud de los trabajadores” ya que la baja, en ocasiones, no se debe a que la persona no pueda trabajar, sino a que se curará antes y mejor si no lo hace.

En este sentido, Basora incidió en que la IT es un derecho del paciente, no del trabajador, y que el profesional del primer nivel asistencial es el único que puede darle una respuesta integral e integrada. De ahí procede el “miedo” que argumentó Sáez a que se alteren sus equilibrios básicos y “se pierda la confidencialidad del paciente” si las mutuas pudiesen acceder a la historia clínica de los trabajadores, aunque el ministerio comentó en su última reunión con AP que su intención es que no asuman el control de las bajas y, por tanto, no puedan acceder a la historia clínica —sólo a los informes de inspección y seguimiento a través del INSS—, algo que se encontraba recogido en los borradores anteriores. Sin embargo, esta preocupación se mantiene entre los profesionales de MFyC porque las mutuas no se mostraron conformes con este cambio en la última propuesta presentada por Trabajo.

Silencio administrativo

No obstante, no se ha alcanzado todavía un acuerdo sobre el silencio administrativo, pues con la redacción actual, cuando la mutua considere que el trabajador puede desempeñar su labor, dirigirá su petición de alta a la inspección, y el silencio administrativo durante cinco días naturales supondrá el alta del mismo, algo que “perjudica al paciente”. Y es que los profesionales no creen que los plazos estén ajustados a la realidad, ya que en esos días la mutua tiene que comunicar a la inspección médica que el paciente está de alta a efectos económicos, la inspección que informar al médico y éste al paciente, que puede recurrir el alta si no está de acuerdo.

La Confederación Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) se acaba de incorporar al Foro de Médicos de Atención Primaria y su representante permanente será Manuel Zapatero, vocal de AP. Según explicó a esta publicación, la integración del CEEM en el foro supone “un avance” en el objetivo de la vocalía de acercar la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria a los estudiantes.

La finalidad de su incorporación es la de aportar la visión de los estudiantes en este ámbito, además de colaborar y realizar proyectos conjuntos con las sociedades científicas de Primaria con el objetivo de promocionar la AP, también en la base del sistema: la universidad. En este sentido, CEEM podrá impulsar desde el foro iniciativas en torno al nivel primario y fomentar su integración en las facultades de Medicina.

Los estudiantes, por su parte, podrán conocer la visión de los profesionales y mejorar su percepción sobre esta especialidad. Asimismo, esperan que esta colaboración sea fructífera y agradecen “la calurosa bienvenida” brindada por el resto del foro.

Álvaro Cerame, vicepresidente de CEEM añadió el deseo de la confederación de que se promueva la AP, pues la mayoría de estudiantes serán MFyC, pero esto no se corresponde con la docencia, ya que hay facultades en las que esta especialidad es sólo una optativa y en la mayoría de ellas no se rota por los centros de salud, lo que supone que, al finalizar la carrera, el estudiante de Medicina termine sin tener referencias directas de la Primaria, sólo las que adquiere desde el hospital a pesar de que sea la puerta de entrada al Sistema Nacional de Salud.