LucÍa Barrera, Directora de
Gaceta Médica
| jueves, 23 de octubre de 2014 h |

Que hay falta de equidad en el acceso a los fármacos oncológicos es vox populi. La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) lleva tiempo poniendo sobre la mesa una situación que los profesionales sanitarios ven cada vez más como el pan nuestro de cada día. Preocupa que esta situación se normalice y la sociedad se resigne al “esto es lo que hay”.

Pero una cosa es que la realidad obligue a los médicos a practicar juegos malabares para conseguir que sus pacientes consigan determinados medicamentos innovadores, aunque no sea en su hospital o incluso en su comunidad, y otra muy diferente es negar la mayor. En esta línea aún se mueven muchos gestores, intentando convencer de que aquí no ha pasado nada. Y esto es precisamente lo que ya no tolera el sector. Prueba de ello es lo que sucedió en el último simposio de la SEOM donde Candela Calle, directora general del Instituto Catalán de Oncología (ICO), se llevó una sonora pitada del público allí presente al afirmar que no se estaban produciendo recortes en la atención de estos pacientes en lo que a Cataluña respecta.

No es lo habitual que en este tipo de foros, donde el grueso de los contenidos son científicos, los especialistas reaccionen con tanta vehemencia ante un comentario, pero más allá del hecho concreto, da la sensación de que los profesionales están dispuestos a buscar soluciones de diálogo con la administración pero a lo que no se prestan es a volver al “todo marcha bien” cuando se habla de una cuestión con la que tienen que lidiar cada día en sus consultas y que está tan intrincado con la esencia de dar al paciente la mejor calidad en la atención.

Y en este escenario, si los especialistas no saben en ocasiones cómo reaccionar menos lo saben los pacientes. El panorama es preocupante cuando se reconoce como cierta la dificultad de acceso a los medicamentos innovadores según el hospital o la región y no se sabe de qué instrumentos se disponen para superar la barrera y poder contar con el mejor tratamiento.