Premios Fundamed
j.R-T. Madrid | viernes, 27 de junio de 2014 h |

Las pacientes de cáncer de mama metastásico HER-2 positivo podrán beneficiarse a partir de ahora de pertuzumab, comercializado por Roche como Perjeta. Los oncólogos Miguel Martín, presidente del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (Geicam), Javier Cortés, uno de los investigadores principales del estudio Cleopatra (que contiene los datos de supervivencia global y libre progresión que han avalado la aprobación del fármaco), y Ana Lluch, jefa del servicio de Oncología y Hematología del Hospital Clínico de Valencia, explicaron las bondades del producto durante su puesta de largo en Madrid.

Una de las principales características que destacaron los doctores fue el aumento de la supervivencia global de la paciente al incluir pertuzumab en su tratamiento estándar. “El fármaco aumenta la esperanza de vida en un 35 por ciento”, afirmó Cortés. Este hito va en consonancia con el mayor reto que se marcan los oncólogos, que como recordó Martín, “no es otro que conseguir la cronificación de este cáncer”.

El pronóstico de este tipo de cáncer ha sido considerado en los últimos tiempos como el “peor que se podría esperar”. Sin embargo, con el actual arsenal terapéutico que completa este fármaco, “ha pasado a ser sinónimo de buen control”, según apostilló Martín. De hecho, Lluch remarcó que el nuevo fármaco, que ya dispone de precio y financiación por parte del Ministerio de Sanidad, “es un gran motivo de esperanza para las pacientes ya que nos permite decirles que van a vivir más y que, además, van a estar más tiempo sin la enfermedad activa, por lo que mejorará su calidad de vida”.

Un fármaco con acento español

Nunca antes en el desarrollo de un fármaco para el cáncer de mama la oncología española había tenido un peso tan grande. Así lo manifestó Cortés, quien explicó que “pertuzumab es su particular mundial de Sudáfrica”. En la implementación del programa clínico, centros de todas las comunidades autónomas han participado en un total de once ensayos clínicos, tres de ellos en Fase III además de Cleopatra.