| viernes, 19 de julio de 2013 h |

Jon Darpón El nuevo modelo aprobado por el Consejo de Administración establece niveles de retribución fijos, cada uno en función de la responsabilidad asumida, y siempre dentro de un sistema basado en la equidad, la homogeneidad y la transparencia, no en la percepción de incentivos de carácter y cuantía variable.