GM Madrid | viernes, 25 de septiembre de 2015 h |

Conocer los motivos por los que algunos pacientes con artrosis no responden a los tratamientos actuales es el futuro de la investigación farmacológica de esta enfermedad, según aseguró la presidenta de la Sociedad Española de Farmacología (SEF), María Jesús Sanz, en el marco del 36 Congreso de esta sociedad que tuvo lugar en la Facultad de Medicina y Odontología de la Universidad de Valencia del 16 al 18 de septiembre.

Y es que, actualmente, existen diversos tratamientos farmacológicos para abordar los síntomas de esta patología, como los antiinflamatorios no esteroideos o el sulfato de condroitina, que consiguen disminuir el dolor, mejorar la función articular y frenar el deterioro progresivo de la articulación, pero no son efectivos en todos los pacientes.

Avance

Para el avance de este tipo de investigaciones resultará interesante el uso de bases de datos, que permitirán acceder a grandes cantidades de información de manera sencilla, aunque en este caso deberán tenerse en cuenta unas pautas de calidad que, en todo caso, tendrán que ser respetadas. Y es que aunque la disponibilidad de datos es muy amplia, muchas de las bases de datos a las que es posible acceder no cuentan con todo lo necesario en lo que a control se refiere para que la investigación que se realice se desarrolle de la mejor manera posible.

Esta falta de control ocasiona además que, después, no puedan medirse los resultados. Sin embargo, se está avanzando en este sentido desde las propias comunidades autónomas, tal y como se puso de manifiesto durante el congreso.