Premios BiC
Congreso Anual de la Liga Europea contra el Reumatismo (EULAR 2013)

br

L.B. Madrid | viernes, 14 de junio de 2013 h |

Los datos a dos años del estudio Ample, el primero que compara abatacept y adalimumab en 646 pacientes, confirman lo que ya se intuía en los resultados del primer año: ambos fármacos tienen una eficacia comparable en el tratamiento de la artritis reumatoide de moderada a grave. Así lo corroboró el doctor Michael Schiff, autor principal del estudio, durante su presentación en Eular 2013. Los nuevos datos indican que el tratamiento con abatacept obtuvo la misma tasa de eficacia que adalimumab, un 60 por ciento según la evaluación de la respuesta ACR20 (mejoría del 20 por ciento según los criterios del Colegio Americano de Reumatología). Los criterios ACR50, 70 y 90, así como el DAS28 proteína C reactiva (DAS28-PCR), fueron evaluados durante los 24 meses de duración del ensayo y sus resultados fueron similares en los dos grupos. Respecto a la progresión radiográfica, el 85 por ciento de los pacientes tratados con abatacept más metotrexato y el 84 por ciento de los tratados con adalimumab más metotrexato no presentaron progresión radiológica. Estos datos arrojan luz en la práctica clínica, según afirmó el doctor José María Alvaro-Gracia, reumatólogo del Hospital La Princesa de Madrid. “Hasta ahora lo más habitual era que en un paciente con artritis reumatoide con indicación para tratamiento biológico se utilizara un anti-TNF, probablemente por razones de mayor experiencia clínica, aunque también por la percepción de que los resultados parecían mejores con estos fármacos. Ahora sabemos que al prescribir un primer tratamiento biológico, podemos considerar exactamente igual ambas opciones”, puntualizó incidiendo en que la rapidez de acción es igual también en ambos fármacos.

En lo que a seguridad respecta, los datos fueron similares en ambos grupos, si bien en el grupo de abatacept, un 3,8 por ciento interrumpieron su tratamiento debido a efectos adversos, frente al 9,5 del grupo de adalimumab. Asimismo, las reacciones a las inyecciones fueron menos frecuentes con abatacept que co adalimumab (4,1% vs. 10,4%).