Premios BiC
Congreso de la Sociedad Europea de Respiratorio – ERS 2013

br

c. ossorio Barcelona | viernes, 13 de septiembre de 2013 h |

Pocas dudas quedan acerca del negativo papel que las exacerbaciones ejercen sobre la evolución de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), pero durante un encuentro organizado por Novartis en el marco del Congreso Europeo de Enfermedades Respiratorias (ERS), en Barcelona, David Price, de la Universidad de Aberdeen (Escocia), quiso resaltar la gran prevalencia de comorbilidades en estos pacientes, como enfermedad cardiaca, diabetes, hipertensión, depresión u osteoporosis. En este sentido, añadió que se realiza un uso excesivo de altas dosis de corticosteroides inhalados, que conduce a efectos secundarios, mientras que se infrautilizan los broncodilatadores de acción prolongada, a pesar de que cada vez existe más evidencia sobre su seguridad y eficacia. De hecho, un subanálisis del estudio Spark presentado en el congreso afianzado los datos de eficacia del antagonista muscarínico (LAMA) glicopirronio (Seebri Breezhaler), comparado con tiotropio. José Luis López-Campos, neumólogo del Hospital Universitario Virgen del Rocio de Sevilla, puntualizó que “las dos moléculas consiguen mejorar la función pulmonar y los síntomas crónicos, y reducen el uso de medicación de rescate y las agudizaciones en pacientes con EPOC grave y muy grave”.

Ahora bien, valoró que glicopirronio ofrece dos ventajas añadidas. Una de ellas es la rapidez de acción, pues, como apuntó el estudio Glow II, cinco minutos después de la primera dosis ya se advierte una diferencia en la capacidad broncodilatadora. Y la segunda es que, en España, hay una diferencia de 5 euros al mes de un fármaco a otro. “Sabemos que tiotropio es costo-efectivo porque tenemos estudios que lo demuestran, pero si ese mismo beneficio que ofrece glicopirronio, lo ponemos a un precio más bajo, la coste-efectividad debe de ser más favorable”, declaraba López-Campos.

Por otro lado, los datos de un análisis agrupado con 4.891 pacientes del programa de fase III Ignite con QVA149 (Ultibro Breezhaler), una combinación una vez al día de 85mcg de indacaterol y 43 mcg de dosis emitida de glicopirronio, es decir, LABA+LAMA, muestran que QVA149 mejoraba de forma rápida y sostenida la función pulmonar, así como la disnea, con superioridad respecto a todas las moléculas comparadoras, que son placebo, maleato de indacaterol, glicopirronio, tiotropio y la combinación a dosis fija de salmeterol y fluticasona. En concreto, el estudio Spark ha sido el primero en indicar que la acción dual puede disminuir el número de agudizaciones en un 12 por ciento (comparado con glicopirronio).