Gaceta Médica Madrid | viernes, 06 de noviembre de 2015 h |

Nuevos análisis post-hoc de los estudios Tonado 1&2 y Otemto 1&2, presentados en la Reunión Anual del American College of Chest Physicians (Chest), celebrada en Montreal, han demostrado una mejora significativa de la función pulmonar, medida por FEV1 AUC0–3, con la combinación fija de tiotropio y olodaterol una vez al día en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) en todos los grupos de edad, incluidos los mayores de 65 años. Además, un segundo análisis indicó que esta combinación reduce la frecuencia de uso de medicación de rescate nocturno, medida por número de inhalaciones necesarias por noche, manteniéndose estas reducciones durante un periodo de 52 semanas. En un tercer análisis se mostró la mejora de la disnea (o dificultad respiratoria), medida por el índice de disnea transicional (TDI) en pacientes con EPOC, en comparación con tiotropio, olodaterol y placebo.

Desde las primeras etapas de la EPOC, el deterioro de la función pulmonar dificulta cada vez más la respiración de los pacientes y, a menudo, en el momento en que se diagnostica por primera vez, el estado de los pacientes empeora rápidamente. Para hacer frente a la sensación de falta de aliento, los pacientes reducen su actividad y modifican su estilo de vida. Una vez que los síntomas comienzan a impedir las actividades diarias se entra en una espiral descendente que reduce la actividad física y, en consecuencia, da lugar a un agravamiento de los síntomas, como mayor disnea y un comportamiento aún más sedentario. Esto, a su vez, genera un gran impacto físico y emocional en los pacientes .