| lunes, 16 de noviembre de 2009 h |

Cristina Garmendia La revista Nature no duda en señalar en su editorial a la ministra de Ciencia e Innovación como máxima responsable del freno al desarrollo científico del país. Sin titubeos, critica su inexperiencia política y asegura que no ha sabido desarrollar la influencia necesaria para convencer al resto del Gobierno de la necesidad de mantener el apoyo a la Ciencia.