ama/ La Asamblea condona a los consejeros las cantidades percibidas “indebidamente”

br

Bonet: “Que queramos mantener una relación de confianza y diálogo con la DGS, no quita para que reclamemos la responsabilidad patrimonial del Estado”
| 2010-07-02T16:25:00+02:00 h |

La Asamblea General también aprobó prácticamente por unanimidad el cambio de estatutos propuesto por el Consejo de Administración. Los cambios aprobados se refieren a la composición máxima del Consejo, que será de 15 miembros, entre los que habrá un presidente y un secretario, y podrá haber hasta tres vicepresidencias y un vicesecretario, que pueda firmar en nombre de la mutua, tarea que sólo podía realizar el secretario y el presidente. Asimismo, se aprobó eliminar la obligación de realizar los Consejos de Administración en el domicilio social de la mutua.

Otros de las propuestas aprobadas por los mutualistas fue la constitución de la Fundación AMA para impulsar actividades científicas, culturales, formativas, sociales, educativas y docentes, y para fomentar en España y Portugal valores de desarrollo sostenible, social y cultural en educación, salud, economía y seguro asistencial. El Consejo considera esta forma jurídica como la mejor para desempeñar tales tareas. Además, se nombró al Consejo de Administración patrono y presidente vitalicio, así como a Diego Murillo persona física que represente al presidente.

josé garcía

Madrid

Tras un dilatado conflicto de más de tres años, la Asamblea General de la Agrupación Mutual Aseguradora (AMA), celebrada el pasado 30 de junio, sirvió para escribir el principio del fin a meses de acoso y derribo a la mutua por parte de la Dirección General de Seguros (DGS). En un escrito remitido la misma mañana de la Asamblea, el organismo regulador dependiente del Ministerio de Economía deja sin efecto las sanciones impuestas al presidente Diego Murillo y a los secretarios Manuel Campos y Manuel Sánchez, que en diciembre tuvieron que presentar ante el Consejo de Administración una renuncia condicionada. Esta rehabilitación se produce después de que el 15 de junio la sección sexta de la sala de los contencioso-administrativo de la Audiencia Nacional suspendiera cautelarmente la inhabilitación y suspensión de sus cargos impuesta por Seguros contra los tres consejeros, y tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid del 28 de abril que anula la medida de control especial impuesta el 12 de junio de 2008 por el director general de Seguros, Ricardo Lozano.

Con estas premisas, la Asamblea ratificó por unanimidad la reposición en sus cargos de Murillo, Campos y Sánchez, que será oficial una vez inscrita en el registro. Asimismo, el presidente repuesto, que fue ovacionado y aclamado por los mutualistas al término de la Asamblea, manifestó que seguirá luchando por la mutua “para que siga siendo puntera tanto en el ámbito asegurador como en el mundo sanitario” y lo hará “sin la más mínima gota de rencor hacia nadie”. Según sus palabras, “siempre he procurado mirar hacia delante y el pasado que únicamente me sirva de experiencia, y como ayuda para enfrentarme al futuro”.

Ante las exigencias de varios mutualistas de reclamar a Seguros en litigio “hasta la última peseta”, Eudald Bonet, que dirigió la Asamblea y tuvo que asumir la presidencia de AMA tras la renuncia condicionada de Murillo, llamó a la “paz social” y al “respeto escrupuloso” a la entidad reguladora. Ahora bien, aclaró: “Que queramos mantener una relación de confianza y diálogo, no quita que reclamaremos toda la responsabilidad patrimonial al Estado”.

La Asamblea aprobó por mayoría absoluta las cuentas y la gestión del Consejo en 2009. La mutua obtuvo el año pasado un beneficio neto de 1,33 millones de euros, con unos ingresos totales por primas de 178,96 millones de euros, un 1,6 por ciento menos. Además, el año pasado incrementó un 2,5 por ciento su número total de pólizas, que ya superan el medio millón, y aumentó en un 2,6 por ciento sus mutualistas.

Además, la Asamblea rechazó una propuesta de la dirección general para que los consejeros devolvieran las cantidades que, según el regulador, habían percibido “de forma indebida”. Incluso, para dar carpetazo a este asunto y a propuesta de un mutualista, se aprobó la posibilidad de condonar a los consejeros las cantidades económicas que Seguros considera no justificadas, incluso en el caso de que una hipotética sentencia futura pudiera considerarlas incorrectas.