| viernes, 18 de julio de 2014 h |

Un equipo internacional de científicos, entre los que se encuentran investigadores de la Universidad de Granada, ha demostrado, por primera vez, que es posible detectar de manera objetiva el cansancio que tienen los médicos residentes después de una guardia a través de los movimientos de sus ojos. Estos investigadores demostraron que la velocidad de los movimientos sacádicos —comprobado en médicos voluntarios— es un excelente índice para medir de forma objetiva el cansancio de estos profesionales.