Oncología/ Resultados de la primera fase del estudio fase III Neo-Altto

br

La combinación de lapatinib y trastuzumab más 12 semanas de quimioterapia eliminan este tumor inicial de mama en el 51% de los casos antes de cirugía
| 2010-12-17T17:11:00+01:00 h |

C. Ossorio

Barcelona

Por primera vez se ha demostrado que el bloqueo completo de la diana biológica HER2 en neoadyuvancia, asociado a un régimen corto de quimioterapia, es capaz de eliminar el tumor de la mama en la mitad de las pacientes tratadas antes de la cirugía.

Es la conclusión de la primera parte del estudio multinacional fase III Neo-Altto, que valora la tasa de respuesta patológica completa al momento de la intervención quirúrgica, cuyos resultados se han presentado recientemente en el 33er Simposio sobre Cáncer de Mama de San Antonio (Texas, EEUU). Lo ha dirigido a nivel mundial Josep Baselga, presidente del grupo cooperativo líder en la investigación clínica del cáncer de mama (Solti), con el apoyo del Breast International Group (BIG) y del equipo internacional de GlaxoSmithKline (GSK).

Como explicó Serena Di Cosimo, investigadora coordinadora de Solti para este estudio, durante la rueda de prensa en Madrid, han participado 130 centros y un total de 455 pacientes con cáncer de mama en estadios iniciales que sobreexpresan el oncogén HER2. Se randomizaron en tres grupos, para recibir lapatinib, trastuzumab o su combinación junto a doce semanas con una quimioterapia semanal (paclitaxel).

La combinación de los dos fármacos registró la desaparición del tumor en el 51 por ciento de las pacientes, frente al 27,4 y el 29,5 por ciento que alcanzó respuesta completa con lapatinib y trastuzumab, respectivamente.

Di Cosimo subrayó que el 40 por ciento de las pacientes presentaba tumores grandes, de más de cinco centímetros.

Ahora bien, habrá que esperar más tiempo para obtener datos de supervivencia, tanto libre de enfermedad como total. De momento, después de la intervención quirúrgica las pacientes continúan con el tratamiento.

Según apuntó Baselga durante la presentación en San Antonio, resultados previos de otros trabajos con una muestra menor de pacientes ya sugerían que el doble bloqueo con lapatinib y trastuzumab era superior a la administración por separado (más quimioterapia), pero no se había demostrado en un estudio con representación significativa.

En la actualidad también está en marcha un estudio en adyuvancia con más de 8.000 pacientes tratadas, que aportará datos de supervivencia.

Lapatinib (Tyverb, de GSK) es una molécula pequeña anti-HER2 que actúa desde el interior de la célula, inhibiendo las señales responsables del crecimiento y proliferación tumoral. Por su parte, trastuzumab (Herceptin, de Roche) es un anticuerpo monoclonal con la capacidad de unirse selectivamente a receptores HER2, lo que le permite impedir el crecimiento de las células cancerosas. Según Baselga, lapatinib potencia a trastuzumab.

Estudio Neosphere

Por otro lado, en San Antonio también se presentaron resultados del estudio internacional en fase II Neosphere, que analiza el beneficio de combinar dos anticuerpos monoclonales, pertuzumab y trastuzumab, más quimioterapia (docetaxel) para tratar un tumor de mama HER2+ antes de cirugía.

En él participan 78 hospitales (ocho españoles) y 417 pacientes. Un 45,8 por ciento de las que recibieron el triplete neoadyuvante logró la desaparición completa del tumor en la mama, y un 40 por ciento en axila y mama.